Ronaldinho siempre aparece para el Bar§a en el momento oportuno. Tiene ese don que, por ejemplo, se le niega con la selección canarinha. Ayer abrió el marcador con un gol más de inteligencia que de habilidad, un tanto que despejaba cualquier fantasma que hubiese podido sobrevolar por el Camp Nou.