El Prasa Pozoblanco se enfrenta esta tarde, a partir de las 19.00 horas en el pabellón Príncipe de Asturias de Aranda de Duero (Burgos), al titular de la cancha, el Artepref Villa de Aranda.

Sin lugar a dudas se trata de un partido emocionante en el que se enfrentarán el tercero y quinto clasificado en el grupo, separados por tan sólo tres puntos. Ambos equipos se encuentran a la estela de los puestos de ascenso y el Artepref tiene a su favor el jugar en su feudo, una cancha donde el Prasa aún no ha podido ganar y donde este año sólo ha conseguido los dos puntos el Antequera, mientras que Coruña y Naranco empataron.

Carlos Colmenero, entrenador del Artepref, cuenta con una plantilla amplia y de gran calidad en la que destaca la presencia de cuatro jugadores extranjeros: los comunitarios Patrick Quiñones, Matteus Vink y Tomas Kavolius y el extracomunitario Goran Kuzmanoski. Realizan un juego muy aguerrido en defensa, aprovechando con rapidez las salidas al contragolpe y, contando además, con el apoyo de una de las aficiones más numerosas de la categoría.

El técnico pozoalbense, Paco Castillo, reconoce que se trata de una cancha difícil, aunque espera poder sumar algún punto en esta ocasión. "Todos sabemos lo complicado que es ganar en Aranda, máxime cuando el Artepref este año está realizando una temporada impecable y, al igual que nosotros, se está codeando con equipos de presupuestos muy superiores. pero se trata de un partido en el que puede pasar de todo. Si somos capaces de mantener nuestro sistema de juego, no nos va a importar el rival al que nos enfrentemos".