El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, reconoció que se equivocó al renovar a César Ferrando como entrenador del equipo y aseguró que los aficionados no entenderían que el valenciano siguiera la próxima temporada.

"Nos equivocamos al renovar al Ferrando y a día de hoy, creo que los socios no entenderían que Cesar Ferrando continuasen en el club", se sinceró el mandatario en declaraciones al Tirachinas de la Cadena Cope.

Cerezo, sin embargo, asegura que no se tomará ninguna decisión hasta dentro de quince días. "Ferrando tiene un año más de contrato y ha dado todo por el equipo". "Yo he pedido quince días y en ese momento será cuando habrá que dar una revuelta en cuanto a una posibilidad de cambio o a la mejor no hay ningún cambio", aclarando que la renovación no está vinculada a ninguna cláusula.

Por otro lado, Enrique Cerezo, a nivel personal, desea seguir al frente de la entidad, después de haber sido insultado e increpado por su afición tanto en el partido de Copa como en el de Liga del pasado domingo. "Ahora mismo no se me pasa por la cabeza abandonar el club porque marcharse no es ninguna solución. En estos momentos sólo pienso en averiguar cuáles han sido los errores que se han sucedido a lo largo de la temporada y corregirlos para la próxima", señaló.

Cerezo, sin embargo, entiende por el momento de tristeza que atraviesa su afición. "Es triste ver a la gente sufrir y llorar cuando te eliminan de la Copa y es normal que se enfaden, pero también yo también sufro y lloro. Y sólo puedo decir que nosotros hemos hecho un equipo de acuerdo con nuestras posibilidades y espero que el actual equipo sea la base del equipo de la temporada que viene", comentó.

Por su parte, César Ferrando reiteró de nuevo que su intención es cumplir el año de contrato ."Yo no he puesto una pistola en el pecho a nadie para que me renovaran. El club tomó esa decisión y a mí me pareció fenomenal. Miguel Angel me ha dicho que quiere que siga y yo lo que quiero es trabajar para este equipo", comentó.