La UCO ha certificado por escrito la continuidad de otra de las jugadoras con las que ya estaba pactada la continuidad desde hace varias semanas, la escolta gaditana Vanessa Blanco.

Esta jugadora que llegó procedente del Guadalajara y que no comenzó demasiado bien la campaña, ha recibido de esta forma el premio a su excelente tramo final de campaña. Blanco promedió en el global de la temporada 8´9 puntos en 21´8 minutos, destacando especialmente en algunos momentos en los que tuvo que suplir a la ligeramente lesionada Inma Gómez. La hija del entrenador de fútbol Ramón Blanco ha apostado también por continuar en este club tras un largo trasiego por diversos clubes de la geografía nacional tras su marcha del El Frisal de Cádiz.

Vanessa Blanco es otra de las jugadoras consideradas de la casa que ya ha renovado por escrito, tras la ala--pívot cordobesa Carolina Gavilán. La base Inma Gómez podría pasarse en la mañana de hoy por el SEFD de la Universidad de Córdoba y cerrar también su continuidad con el conjunto que entrena ángel Lopera.

Lo que sigue sin estar nada claro es los nombres de las jugadoras que tienen que llegar para darle un salto de calidad al equipo. Las jugadoras con una calidad contrastada se encuentran fuera de las posibilidades económicas de la entidad y las que tienen un precio asequible ninguna convence a Lopera.

En la entidad universitaria también se encuentran pendientes de lo que ocurra en la reunión de la comisión delegada de la FEB que va a celebrarse en Madrid, para comprobar feacientemente si hay cambios en la nómina de clubes participantes en la Liga Femenina 2 de la próxima campaña. Podría ocurrir que alguno se quedara fuera por no presentar la documentación de la manera correcta. No es el caso de la UCO.