Si la situación deportiva no es positiva y, de momento, no tiene visos de cambiar mucho, la burocracia es otro tema y el club ha recurrido la tarjeta amarilla que el centrocampista Andrés Fleurquin recibió el pasado sábado. La opción puede resultar contradictoria teniendo en cuenta que el jugador sufrió una lesión ante el Getafe que le mantendrá apartado del equipo durante los próximos dos meses. No obstante, lo que se pretende es, por parte de la entidad blanquiverde, evitar la sanción económica que implica dicha tarjeta.

La amonestación la sufrió el uruguayo en el momento de su cambio por Gracia porque el árbitro consideró que el navarro entró en el campo antes de que saliera Fleurquin. El club que preside Enrique Orizaola se ampara en que fue el cuarto árbitro el que permitió el ingreso en el terreno de juego del jugador Xabier Gracia, incluyendo que de no haber sido así, la tarjeta tendría que haberla recibido este último y no el charrúa como se hizo constar en el acta que elaboró Pérez Lima.

Por su parte, el delantero ´Pulpo´ González, uno de los jugadores más importantes de la plantilla cordobesista y máximo realizador del equipo, cumplirá su partido de sanción por acumulación de tarjetas porque el club ha decidido, finalmente, que la opción considerada por el colegiado tinerfeño Pérez Lima fue correcta. De este modo, a Miguel Angel Portugal no le quedará otra que alinear a Dante López, que el atacante que más se asemeja en su rol sobre el terreno de juego al delantero de Guernica. El encuentro parece que tendrá un cierto cariz trascendental, ya que el Córdoba podría ir a puestos de descenso si los demás resultados no le favorecen en caso de sufrir una derrota, puesto que el Alavés vendrá con la intención de sacar los tres puntos para mantener viva la esperanza del ascenso a Primera División.