Parece que el culebrón de la renovación de López Ramos vive sus últimos episodios. Según comentó el lateral izquierdo, las partes conformadas por el club y el jugador se han dado un plazo de 72 horas para terminar de rubricar el acuerdo. El jerezano dijo que en la mañana de ayer su "representante se reunió" con la entidad blanquiverde y decidieron darse "unos días" para estudiar algunos "flecos que tenemos que cerrar".

Al parecer, el defensa no ha podido reunirse aún con su representante para estudiar el contrato ofertado debido a que López Ramos se encontraba en su ciudad natal, Jerez. Además, el lateral volvió a insistir en que su principal intención es "quedarme en el Córdoba", por lo que existe una predisposición mutua conformada por el club y el jugador que difícilmente podría desaparecer. Se sigue sin esclarecer su futuro, pero es evidente que la historia está llegando a su tramo final.