La presencia del estadounidense Lance Armstrong, vencedor de las cinco últimas ediciones del Tour de Francia y el alemán Jan Ullrich, ganador en una ocasión de la ronda gala (1997) y en cinco subcampeón, dan una especial relevancia a la Vuelta a Murcia, que comienza hoy.

Es el primer envite entre dos candidatos al Tour de Francia, una primera toma de contacto, que servirá para comprobar los "temores" de Armstrong, que ha cambiado sus métodos de años anteriores adelantando sus puesta en escena.

Lo cierto es que parece encontrarse en buen momento, pues inauguró su palmarés hace unos días en la prueba portuguesa Vuelta al Algarve ganando la contrarreloj; mientras que Ullrich apenas ha corrido y apenas se le ha visto en las pocas carreras en las que ha participado.

Son dos de las muchas figuras que se van a dar cita en la vigésima cuarta edición de la prueba murciana que, comienza mañana en la capital y terminará cuatro días después en el mismo escenario.

La presencia de esos dos ilustres parece que ha intimidado a varios de sus enemigos en la carrera francesa, pues el Liberty Seguros (ex ONCE), que ahora comanda Roberto Heras, compañero de Armstrong en las últimas temporadas o el italiano Francesco Casagrande, entre otros, han renunciado a participar.

Es un primer envite entre Armstrong y Ullrich en Murcia, aunque claro está que no van a salir a disputar, salvo que las cosas se les pongan muy bien, pues su objetivo no es otro que seguir haciendo kilómetros, preparando el Tour de Francia, pero compitiendo.