El maillot oro de la Vuelta, Isidro Nozal (ONCE-Eroski) afirmó que, tras la jornada de descanso había salido fortalecido en su liderato, después de que Manuel Beltrán se dejara un minuto en la meta de Cuenca.