El Real Madrid se proclamó ayer campeón de la Liga 2002/2003 tras arrebatar el liderato en la penúltima jornada a la Real Sociedad en un campeonato donde la calidad de las estrellas madridistas terminó rompiendo las ilusiones de una afición donostiarra cuyo equipo se mostró como digno competidor y serio candidato al título desde las primeras jornadas. En la tercera temporada de Florentino Pérez como presidente blanco y con Del Bosque al frente de un grupo plagado de estrellas, el Real Madrid ha acabado demostrando que su plantilla es la más fuerte de la Liga española. Por algo esta ha sido la liga de los galácticos .

La Real Sociedad demostró ser un rival duro de roer e implacable durante la mayor parte del campeonato liguero. Líder desde la sexta jornada, el equipo dirigido por el francés Denoueix hizo gala de un fútbol de calidad y competitivo que devolvió a la afición txuriurdin la ilusión por volver a ver a su equipo entre los grandes de la Liga. La primera vuelta del campeonato estuvo dominada claramente por el conjunto de San Sebastián. De hecho, la Real Sociedad se proclamó flamante campeón de invierno en la jornada 19 con una ventaja de tres puntos sobre el Real Madrid, segundo clasificado.

El dominio liguero de los donostiarras se vería truncado en la jornada 24. Fue entonces cuando el Real Madrid tomó el primer relevo a su rival al frente de la tabla tras vencer al Alavés a domicilio por 1-5 y favorecerse del mal resultado de los vascos en Zorrilla, donde cayeron derrotados ante el Valladolid por 3-0. Ronaldo comenzó a engrosar la lista de goles que había prometido a la afición madridista, favoreciendo la reacción de su equipo en la competición. La política de Pavones y Zidanes propuesta por Florentino daba sus frutos.

29 TITULOS

El Real Madrid consigue con este título llevar hasta las vitrinas blancas el 29 título liguero en su historia, el segundo del tándem Del Bosque-Pérez después de la Liga conseguida en la temporada 2000-2001. Con éste, son tres los títulos conseguidos esta temporada por el conjunto blanco, después de alzarse con Supercopa de Europa y con la Copa Intercontinental. La consecución del campeonato liguero libra además al conjunto de la capital del mal sabor de boca y la decepción que supuso el caer eliminado en las semifinales de la Copa de Europa frente a la Juventus.

Con la Liga bajo el brazo y aún por asimilar, el Real Madrid de Florentino Pérez ha comenzado ya a mover su maquinaria de cara a la próxima temporada. La política de fichajes de estrellas de su presidente sigue dando sus frutos y vuelve a repetirse, esta vez con otra sonada incorporación: el inglés David Beckham, que va a reforzar las ventas del club.