Lleva pocos días, pero quiere igual o más que nadie que todo esto termine y bien para el Córdoba. Ayer, Castro Santos, entrenador del Córdoba, dijo que espera que el partido ante el Oviedo "sea definitivo" y dé la permanencia al equipo. "El ánimo --explicó-- es el mejor posible. Hay una tremenda ilusión por ganarlo y todos quieren jugar esta final". Sin embargo, el entrenador gallego deberá hacer un descarte de la lista de convocados, aunque tiene claro que sea cual sea el equipo "estoy seguro de que se va a dejar la piel". "Creo que la gente está muy concienciada", añadió. Asimismo, Castro Santos apuntó que "estos partidos hay que saber jugarlos y no todos los jugadores saben". Aunque puntualizó que habla en general y no apuntando a los suyos. "Hay que saber manejarlos. Apretar al mismo tiempo que no hay que tener prisas, y eso no lo hacen todos. Uno puede ser buen futbolista y esos partidos les afectan más", repitió al tiempo que pedía apoyo a la afición "para convertir el campo en un fortín".