TERRASSA: Morales, Cristian (Fernando, min. 60), Rodríguez, Rubén, Héctor, Navas (Santi Asensio, 50´), Gibanel, Babangida, Monty, Juan Carlos y Keko.

NUMANCIA: Luis, Velasco (Jaume, 46´), Culebras, Cuéllar, Octavio, Marini, Unai, Ojeda (Riaño, 75´), Núñez (Pacheta, 62´), Miguel Pérez y Aranda.

GOLES: 0-1 (21´) Aranda. 1-1 (90´) Monty.

ARBITRO: Eduardo Pérez Lima (Colegio. Canario). Expulsó a Aranda y Luis por roja directa por parte del Numancia y amonestó con tarjeta amarilla a Navas, Gibanel, Ojeda, Marini y Jaume.

El Terrassa logró ayer un trabajado empate en su feudo ante el Numancia (1-1) en un encuentro que no se decidió hasta los instantes finales gracias a un gol en los últimos minutos de Monty, después que los sorianos jugasen con un hombre menos desde el ecuador del primer tiempo y que tuviesen que utilizar a un jugador de campo como portero al final del choque por expulsión de Luis. De esta forma, el cuadro catalán se complica un poco más su permanencia en la Segunda División al quedar en la decimosexta posición de la tabla con 44 puntos, dos por encima de los puestos de descenso. Por su parte, el Numancia se mantiene en la zona tranquila, la décima, con 48 puntos.

El cuadro catalán tuvo un buen inicio de partido, con diversas ocasiones claras de gol en los primeros compases. Los pupilos de Miguel Alvarez gozaban de sus mejores momentos, con una nueva ocasión, ahora mediante Gibanel tras una jugada personal de Cristian.

Sin embargo, el Numancia, que no se había acercado todavía a la portería de Morales consiguió el primer gol del partido gracias a un pase de Núñez a Aranda, quien se deshizo de la defensa y del portero local antes de marcar a placer.

El tanto afectó en exceso al Terrassa, que pasó por malos momentos, quizás demasiado presionado por los resultados de sus principales rivales.