El presidente del Córdoba CF, Angel Marín, ha solicitado a la alcaldesa, Rosa Aguilar, terreno para construir una ciudad deportiva, confirmó el dirigente cordobesista a este periódico. La instalación contaría con una residencia y cinco campos de fútbol, aunque también podría albergar pistas de fútbol sala. El lugar exacto de la ubicación no se ha concretado aún, pero, según Marín, podría estar muy cerca de Rabanales, una zona que reúne un amplio espacio para equipación deportiva.

El plazo de ejecución del proyecto rondaría los cinco años, pero con anterioridad podría ser utilizada la instalación porque en un principio se harían vestuarios y se acondicionaría uno de los campos de fútbol grandes, donde el Córdoba CF llevaría a cabo sus entrenamientos intersemanales.

Esta idea la llevaba madurando Marín desde hace tiempo, pero las circunstancias le han obligado a postergarla en repetidas ocasiones. Ahora, cuando el equipo ha reconducido su marcha y la Fundación es una realidad, de nuevo se ha retomado el tema.

CESION POR LARGO TIEMPO

La propuesta que el presidente del Córdoba ha hecho a Rosa Aguilar consiste en que le ceda el terreno durante un largo espacio de tiempo y el club se encargaría de la construcción. Todo ello iría encauzado a través de la Fundación, que se encargaría de dotar los fondos necesarios para que la obra se pueda llevar a efecto.

Según Angel Marín, que se sorprendió ayer por el hecho de que la noticia haya trascendido, en un primer intercambio de palabras con Rosa Aguilar a ésta la idea le pareció "genial", si bien no se comprometió a nada hasta conocer con mayor profundidad el proyecto y consultarlo con sus socios de Gobierno, toda vez que tanto el presidente cordobesista como la alcaldesa quieren que el tema sea consensuado por todos los grupos políticos municipales.

Marín cree, a su vez, que puede haber una vía de subvención para esa ciudad deportiva a través de los fondos especiales de Madrid´ 2012, al estar incluida Córdoba entre las ciudades que serán subsedes, en este caso de fútbol. El resto del coste lo asumiría la propia Fundación blanquiverde, que pondría en marcha todos sus recursos para generar los ingresos necesarios, esperando contar con el apoyo de empresarios cordobeses ante una iniciativa que esperan vea la luz muy pronto.