Primer aniversario de su muerte

28 de mayo... La vida de Gala después de Gala

Este martes se cumple un año de la muerte del escritor , una fecha que su fundación celebrará con un acto íntimo

El día de San Antonio se colocará un busto homenaje en el Bulevar Gran Capitán

Imagen de archivo de un  joven Antonio Gala que mira de frente a una calavera.

Imagen de archivo de un joven Antonio Gala que mira de frente a una calavera. / CÓRDOBA

Araceli R. Arjona

Araceli R. Arjona

Una larga enfermedad lo alejó del mundo los últimos años de su vida hasta que el 28 de mayo de 2023, Antonio Gala experimentaba en propia piel la muerte, ese último paso que a él no le parecía «un mal invento porque es lo que da intensidad a la vida» frente a la inmortalidad «que nos haría quedarnos sentados y ponernos gordos como sollos». Tenía 92 años y aunque llevaba más de una década jugando al escondite con la muerte, desde que dio la noticia de que padecía un cáncer de colon, el desenlace acabó por llegar de forma inesperada en el hospital Reina Sofía, donde llevaba un tiempo ingresado. «En la muerte no hay ningún misterio, solo tememos lo que no entendemos», dijo una vez a su confesor, Jesús Quintero, «para mí es como un viejo sillón en el que uno se encuentra cómodo y se adormece, la terminación de todos los miedos». Adormecido en su sillón imaginario, Antonio Gala pasaba a mejor vida mientras su obra iniciaba una nueva etapa.

Este martes, se cumplirá un año de la muerte del escritor, una fecha que su fundación conmemorará con un acto íntimo en el que depositará unas flores junto al olivo en el que descansan sus restos mortales. «Nos reuniremos los más allegados junto al olivo donde reposan sus cenizas y lo recordaremos con poemas, momentos musicales de violín y unos minutos de reflexión o de oración», ha explicado el presidente de la fundación Gala, Francisco Moreno. La celebración pública tendrá lugar el 13 de junio, día de San Antonio. Ese día, el Ayuntamiento de Córdoba inaugurará un busto homenaje al autor en el Bulevar Gran Capitán, frente al Gran Teatro en el que tantas veces sus obras cobraron vida. También está prevista la colocación de una placa en la antigua casa de la familia Gala-Velasco, ubicada en la calle Claudio Marcelo.

El escritor Antonio Gala.

El escritor Antonio Gala. / CÓRDOBA

'Poemas de lo irremediable'

Atrás queda un año intenso en el que el legado literario del poeta ha ganado enteros de la mano de dos hechos principales, la publicación de Poemas de lo irremediable, una obra inédita que recoge los versos escritos en la adolescencia de Antonio Gala, y el estreno de la miniserie dirigida por Iñaki Peñafiel La pasión turca, tras la venta de los derechos de autor por parte de la editorial Planeta. Ambos hitos confirman la vigencia de la obra literaria del escritor cordobés, que supo darle continuidad a largo plazo a través de su fundación, que no solo es un atractivo turístico para Córdoba, ni un foco de enriquecimiento cultural para los jóvenes talentos que cada año se forman en ella, sino una garantía de que sus textos seguirían teniendo recorrido después de su muerte.

Según Pedro J. Plaza, uno de los estudiosos de Gala y artífice junto al que fuera secretario del autor durante 26 años, Luis Cárdenas, de la edición del poemario póstumo, «a Antonio Gala, por desgracia, solo le faltaba morirse para que la gente volviera a revisar su obra y se diera cuenta del valor de un autor que se atrevió con todos los géneros y que está llamado a convertirse en un clásico de las letras contemporáneas». Como los grandes, asegura, «Antonio Gala tuvo la capacidad de convertir lo particular en universal a través de su teatro, sus novelas y su poesía, que está poniéndose en valor ahora para reconocerlo como uno de los miembros destacados de la Generación del 50». Poemas de lo irremediable, «la pieza que faltaba en el puzzle, los textos donde el poeta aborda por primera vez temas como el amor y la muerte que estarían presentes en su obra», muestra además la evolución personal del escritor, «desde su formación religiosa a su posición beligerante contra la Iglesia católica».

El teatro de Gala «también ha envejecido muy bien y está de plena actualidad», explica Plaza, que destaca los recursos literarios que el autor utilizaba para abordar temas prohibidos durante la Dictadura. Por otro lado, señala, «también tiene mucho que aportar en la concepción de Andalucía, que está en un nuevo proceso de apertura al mundo». Plaza recomienda releer o descubrir a Gala empezando, en el caso de los jóvenes, por Anillos para una dama, Samarcanda o Sonetos de la Zubia, entre otros.

Un legado muy vivo

No cabe duda de que la obra de Gala está viviendo una segunda vida tras su muerte y según el presidente de la fundación, continuará en la misma línea. De hecho, está prevista la publicación de otro libro con la editorial Almuzara con el nombre de La Andalucía de Gala, una recopilación de los grandes textos sobre Andalucía del autor, independientemente del género, recopilados por Pedro J. Plaza y Luis Cárdenas, los mismos que están recorriendo la geografía española con Poemas de lo irremediable. Asimismo, «estamos en negociación para el rodaje de una película con una de sus novelas, aunque aún no puedo desvelar detalles». Según Moreno, el interés por la obra de Antonio Gala, gracias al trabajo de la editorial Planeta y de la fundación, es indiscutible.

Para el presidente de la fundación, este último año ha sido muy satisfactorio por la extraordinaria producción de los alumnos becados de la fundación y por la generosidad mostrada en la convivencia entre ellos, que ha generado importantes sinergias en los distintos proyectos desarrollados. Del 24 al 26 de junio, tendrá lugar el proceso de selección de los entre 13 y 16 candidatos para el año próximo, de los 40 propuestos. Moreno destaca además el respaldo creciente de instituciones públicas y privadas y la incorporación de nuevas entidades como la Fundación Sabadell.

Antonio Gala ha muerto. La capilla ardiente se instalará en el salón de actos de la Fundación Antonio Gala y permanecerá abierta desde las 10.00 hasta las 17.00 horas de mañana. Irán dos páginas. Hay que ir, ver quiénes van, qué dicen... PILAR MONTERO Los consejeros de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, de Turismo, Cultura y Deporte, Arturo Bernal, y de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, acuden en Córdoba, a las 10.20 horas, a la capilla ardiente del escritor Antonio Gala, instalada en la sede de la fundación del autor en la capital cordobesa

Capilla ardiente de Antonio Gala en el salón de actos de la Fundación Antonio Gala. / FRANCISCO GONZÁLEZ

El subdirector de la fundación, Manuel Creus, coincide en destacar los numerosos actos literarios y de homenaje a Gala celebrados este año, en eventos como las ferias del libro de Madrid, Málaga o de Montilla (no así la de Córdoba) y el apoyo importante de instituciones públicas y privadas, aunque el grueso de la financiación siga procediendo de la herencia de Antonio Gala. «Hemos reducido ligeramente el número de alumnos becados para recibir a figuras relevantes de todas las disciplinas como Antonio Muñoz Molina, Tania Padilla, Rafa Jiménez o Ben Clark, entre otros, que se quedan en la fundación para interactuar con los becados de forma cercana». Ya no está Gala, pero tienen otros tutores y su obra. Antonio Gala dijo que quería «morir vivo». Pues larga vida a la obra de Antonio Gala después de su muerte.

Suscríbete para seguir leyendo