Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

REPORTAJE

Se rueda en Palma una comedia coral

‘La reina del convento’, ópera prima de la directora andaluza Carmen Perona, se graba durante un mes en la ciudad | Mario Vaquerizo y Bibiana Fernández inician el rodaje

Set de realización en el patio del Hotel Casa San José de Palma del Río. E. MANZANO

Palma del Río vuelve a ser un escenario de cine con el rodaje de la película La reina del convento, ópera prima, de la realizadora sevillana Carmen Perona, que presenta su obra como «una comedia disparatada». Dirección y dramaturgia que firma la directora andaluza, que dice «llevar mi universo al concepto conventual en una historia familiar y de amor, y con la religión como refugio y respuestas que no da la vida». Perona explica que es una película muy coral donde hay secuencias con siete y ocho actores.

Personajes interpretados por Antonia San Juan, Isabel Ordaz, Sergio Fernández El Monaguillo, Paz Padilla, María Alfonsa Rosso -actriz conocida en las tablas palmeñas por la Feria de las Artes Escénicas de Andalucía- Gemma Cuervo, Dulceida, Javier Hernández, Pablo Liñares, África Esparduces, Bibiana Fernández y Mario Vaquerizo, que rodaban este lunes sus primeras secuencias de las que no hay aún imágenes, ya que la producción se reserva su publicación hasta la presentación del filme, que, según señala, se hará con todo el cuerpo actoral, en diciembre, en Palma del Río.

Una habitación y el jardín del hotel Casa San José se convirtieron este lunes en un plató cinematográfico para esta película, y los vecinos que pasaban por este establecimiento, en calle Feria del centro de la ciudad, curioseaban ante el desembarco de técnicos y equipos de cine. Mientras, los actores, parapetados en las habitaciones superiores de esta bellísima casa convertida en hotel, se protegían de las cámaras y las miradas de los palmeños para no dar señales de sus caracterizaciones. 

Carmen Perona, que afronta su primer largometraje, ha hecho cortos y documentales como Mujeres en el cine, y sobre su ópera prima señala que «es mi universo desde la ficción», insistiendo en que es una película coral con un amplio espectro generacional, donde, puntualiza, «la más joven es Dulceida y aporta frescura».

Por otro lado, la realizadora asegura que el propio Hotel Monasterio de San Francisco, donde se rodarán la mayoría de las escenas, se convierte en un protagonista más de la película. El establecimiento, junto a la parroquia de San Francisco, convento franciscano que ha conmemorado sus primeros 500 años de vida. Ahora sus dependencias y claustros serán los escenarios principales de esta historia, que va a reunir en Palma durante un mes a 40 profesionales, actores y técnicos para la grabación de una película que quiere estar terminada para abril. Desde Ojú Producciones explican que se va a distribuir en salas de cine, plataformas y llegará al Festival de Cine de Málaga.

Palma vuelve así a ser escenario del séptimo arte después de vivir el rodaje de la película de Ridley Scott El Reino de los cielos en 2004. El Hotel Monasterio de San Francisco acogió al equipo y Palacio de Portocarrero fue el mejor escenario, ocupando mucho metraje de esta gran producción. 

Compartir el artículo

stats