Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

COSMOPOÉTICA

Lagartija Nick une su música al cine y la poesía de los años 20

Los granadinos ofrecen un viaje por los páramos del subconsciente e intercalan el adelanto de su próximo disco 'Un perro andaluz'

Concierto de Lagartija Nick en Córdoba. Luis Rivera

El festival cordobés, muy consciente de la creciente interdisciplinariedad en las artes, viene apostando en sus ediciones por dar lugar a nuevas formas de la lírica. Acorde con esta actitud renovadora, no podía falta en Cosmoversos una propuesta como la de los experimentales Lagartija Nick, que ayer agotaron todas las localidades del Teatro Góngora con un espectáculo alejado de un concierto al uso como reivindicación de las poesía del siglo XX.

Frente a reproducciones del cine de Buñuel- por la pantalla pasaron imágenes de La Edad de Oro o Un perro Andaluz- los liderados por Antonio Arias invocaron versos de Lorca sin pasar por alto las referencias sonoras y visuales a José Val del Omar en Aguaespejo Granadino.

Aunque lo más sorpresivo para el público cordobés fue asistir al adelanto del que será el próximo disco de la banda, denominado precisamente Un perro andaluz, que saldrá este próximo diciembre. Los temas Me gustaría para mí (Las libélulas) y Al meternos en el lecho forman parte de esta nueva búsqueda por los caminos artísticos de lo contestatario por los que suelen transitar los Lagartija Nick y que, en directo también se observó, no obedece únicamente a motivos estéticos sino que persigue la reivindicación de la libertad en el sur, precisamente en un momento político y social desconcertante, como les ocurrió a aquel grupo de creadores surrealistas.

Concierto de Lagartija Nick en Córdoba. Luis Rivera

Salieron al escenario sobre el que se erguían reproductores de cine antiguos en movimiento. Silencio y respiraciones contenidas antes de los sonidos post punk, las guitarras enfadadas sobre versos desencantados e indescifrables: "en cada diente de oro una sonrisa de veinte años.." (...) "para que se reproduzcan las libélulas". También Palacio de hielo como ese "acercamiento a Buñuel" por el que se sintieron "my agradecidos" de presentar al público en el contexto de Cosmopoética. El Poeta en Nueva York tomó matices desenfrenados antes de que emprendieran un homenaje a Morente.

Los veteranos recuerdan el espectáculo que ofreció la banda allá por los noventa en Córdoba, cuando trajeron a la capital Omega el espectáculo con el rompieron moldes en el flamenco. Anoche hubo también un recordatorio de aquello. Una guitarra flamenca unida a las distorsiones. El sonido no fue el mejor, saturado y rebotando entre las paredes del Góngora. Pero eso no afectó a los aplausos y vítores.

Concierto de Lagartija Nick en Córdoba. Luis Rivera

No faltó el homenaje al poeta Jesús Arias, el hermano fallecido del vocalista, al que invocaron con el concepto lorquiano del Teatro bajo la arena. "Él es uno de los espíritus poéticos que vamos a convocar aquí esta noche", declaró el vocal. Luego presentó Bacanal, impregnado del "espíritu anticlerical del siglo pasado, presente en Buñuel". Luego guiaron su atmósfera sombría por el universo onírico de Val del Omar. Rock y rock y más rock con las imágenes surrealistas de fondo.

No faltó el toque psicodélico que tan bien le sienta a la formación. Lástina no haber podido despegar los cuerpos de los asientos para bailarle a la tradiciónh ancestral. Una joven lamía con pasión los dedos del pie de una estatua de mármol tras de ellos y, a partir de ahí, la intensidad fue creciendo en sonidos y referencias. Incluso se atrevieron a mezclar los tiempos de la jota aragonesa con el rock y la psicodelia en Al meternos en el lecho, con resultado hipnótico.

Concierto de Lagartija Nick en Córdoba. Luis Rivera

Por petición popular hubo bises, para los que tocaron Somalia en defensa de las víctimas de la guerra. Ese fue el momento más emotivo del torrente de sonidos que invadió el auditorio con incitación a éxtasis, por momentos, casi satánicos. Un paseo por el subconsciente que no se entendió, per sí. En realidad sí que se entendió para quienes se dejaron llevar. Así hicieron su magia los Lagartija Nick al dotar a lo antiguamente moderno de un nuevo significado rompedor en el presente. Un viaje sin sustancias de por medio.

Compartir el artículo

stats