Kiosco

Diario Córdoba

TEATRO POPULAR

"Fuenteovejuna lo hizo"

El municipio acoge desde este jueves la representación de la obra de Lope de Vega, que vuelve tras cuatro años, hasta el día 23 | El evento celebra su 30 aniversario con varias novedades y con el mismo éxito que ha obtenido en cada edición

48

Fuenteovejuna levanta el telón FRANCISCO GONZÁLEZ

Fuente Obejuna se convirtió en la noche de este jueves, un año más, en el escenario de la obra teatral homónima del dramaturgo español Lope de Vega. La plaza del municipio volvía a prepararse con diferentes decorados y, así, llevar a escena el suceso que tuvo lugar en el año 1476. En esta representación se han implicado cerca de 300 personas, 150 de ellas como intérpretes. Además, se ha añadido una función más debido al exceso de demanda tras el parón provocado por la pandemia. De esta forma, Fuenteovejuna se representará hasta el próximo martes 23 de agosto.

Cerca de las nueve de la noche, los visitantes y vecinos del municipio comenzaron a entrar a la plaza de Lope de Vega, mientras los acomodadores ayudaban a las personas que, por diferentes razones, tenían una mayor dificultad para acceder a las gradas. Los palcos estaban abarrotados de amantes del teatro y de esta tradición. Entre los asistentes se encontraban representantes de las distintas administraciones, como el presidente del Parlamento andaluz, Jesús Aguirre; la subdelegada del Gobierno, Rafi Valenzuela; la vicepresidenta primera de la Diputación, Lola Amo y la alcaldesa de Fuente Obejuna, Silvia Mellado, entre otras autoridades.

El espectáculo tenía completo el aforo FRANCISCO GONZÁLEZ

La música inunda la plaza, los actores entran en escena vestidos con trajes típicos de la época y, a la izquierda, aparece una de las novedades incluidas por los directores en esta ocasión: el juglar Nicolás de los Ríos. Este comienza a cantar a los aldeanos la historia de cómo un pueblo se levantó ante su señor tras humillaciones e injusticias. Al terminar, aparece entre los ciudadanos el mismísimo Lope de Vega, que queda prendido del suceso y le pide que le cuente de dónde ha sacado ese relato, convirtiéndose ambos así en los narradores, que dan un tono humorístico a la obra.

José Carlos Cuevas, uno de los directores, encarna en la representación al personaje del dramaturgo, que explica también diferentes técnicas para adaptar un hecho al escenario, como, por ejemplo, crear personajes que no aparecen en el texto original. El director ha introducido un guiño a la rivalidad que Lope de Vega mantenía con el poeta y novelista Miguel de Cervantes, ofendiéndose cuando el juglar lo confunde con este último. Lope de Vega se mantiene observando la historia en numerosas escenas, dando la impresión de que estuviera recreando todo el suceso para posteriormente escribir la obra.

Lope de Vega y Nicolás de los Ríos, en una de las escenas FRANCISCO GONZÁLEZ

En comparación con la última representación en 2018, la escenografía ha variado. En primer lugar, se ha colocado una fuente donde los personajes realizan diferentes acciones, tales como salpicarse o lavar la ropa. También se ha modificado el atrezzo perteneciente a la taberna y a las afueras del pueblo, eliminando la fuente para incluir en su lugar un carro en el que se suben los personajes o bajo el que estos se esconden huyendo del comendador y sus secuaces. La iluminación también ha variado respecto a otros años, pues los directores han querido bajar la intensidad para crear un ambiente más íntimo, que consideran más habitual y propio del Siglo de Oro español. Han mantenido el castillo, creando una ilusión de amplitud del mismo al utilizar la torre de la iglesia en el fondo del escenario.

Este año, además, se cumplen 30 años de la primera vez que los vecinos de la villa llevaron a la plaza de Fuente Obejuna esta representación. Esto ha provocado una gran profesionalidad en todos los habitantes, tanto de los organizadores como por parte de los intérpretes, los cuales son aficionados, pero, todos ellos, conocen el texto a la perfección, y viven esta obra como auténticos expertos en teatro.

Los actores, todos vecinos, al final de la función FRANCISCO GONZÁLEZ

Tras una hora y media, los actores realizaron una pequeña pausa de 15 minutos con el objetivo de descansar, además de dar la oportunidad a los asistentes de levantarse de su asiento sin tener que perderse ningún acto. Con el pueblo recibiendo el perdón por parte de los Reyes Católicos, con Lope de Vega entre ellos, a las 01.00 horas de la madrugada se ponía fin a la representación de esta nueva edición de teatro popular. Los actores saludan y se despiden entre aplausos y vítores por parte del público, demostrando así el éxito conseguido después de meses de preparación. Y es que, una vez más, "Fuenteovejuna lo hizo".

Compartir el artículo

stats