Kiosco

Diario Córdoba

CONCIERTO

Antonio José enamora a Palma “Por mil razones”

Público de todas las edades, familias enteras, compartieron una “noche mágica” con el artista palmeño

Antonio José, en el escenario de la Alcazaba de Palma del Río, durante el concierto.

Con el escenario en penumbra, Antonio José inició su concierto en su ciudad, Palma del Río, confesando a sus “paisanos, paisanas, familia, amigos, familia de la música, que hoy y siempre mi tierra por bandera, hoy y siempre soy vuestro”. Recordó ante sus vecinos “como jugaba a ser cantante en la calle más bendita de esta ciudad, Belén, el tesoro más preciado de esta tierra”, en alusión a la Patrona, la Virgen de Belén, y asegurando que “ella me acompaña donde voy”, minutos antes de salir al escenario recibía una pulsera conmemorativa de la Patrona. No pudo esquivar declararse ante sus paisanos de forma íntima y manifestó que “de niño soñaba cantar por los escenarios más importantes del mundo, pero ninguno me exigió tanto como el de hoy”. Saludaba diciendo “bienvenidos a mi mundo, bienvenidos a mi corazón”. El escenario se llenó de luz y Antonio José derrochando pura energía desplegó, como dice su canción “Por mil razones” su ilusión por cantar en “mi casa, donde están mis raíces”.

Lleno en la Alcazaba, público de todas las edades, familias enteras, que compartieron una “noche mágica” con el artista palmeño que a lo largo de su carrera no ha ocultado su deseo de cantar en Palma del Río, desde esta ilusión no oculto que “esta noche soy más yo que nunca”.

Dos horas de música recorriendo Fénix y parte de su discografía, son 7 discos, donde no faltó su amigo y compañero en la música, Manuel Reyes con su guitarra, con quien se fundió en un abrazo. Público entregando coreando sus canciones, gritando su nombre, llenado de luz la Alcazaba y cumpliendo el objetivo de este joven artista, aunque con carrera meteórica, “seguir enamorando con mi música, mis canciones”. Antonio José también confesaba que “hay que saber mimar el tiempo para llegar a la meta” y Antonio José mimó a los palmeños, sus vecinos, y a sus fans incondicionales que llegaron desde toda Andalucía, incluso de otros puntos del país, dedicando su tiempo con absoluta entrega y derrochando “esa alegría que no puede ocultar al estar en su pueblo”, indicaban muchos de sus conocidos. En Palma se afirmaba ya, cuando tenía 10 años y ganó Eurojunior que “el niño es un artistazo y llegará donde quiera porque sabe cantar”, su madre, María Mazuecos, siempre manifestaba “en el escenario se crece”, anoche “creció más que nunca y en su tierra”.

Compartir el artículo

stats