ESPECTÁCULOS

El Bujalance's Night se consolida como evento musical de masas

Las plazas de la localidad, repletas de público para presenciar los conciertos organizados por El Ayuntamiento durante la noche del sábado y la madrugada del domingo

La plaza Mayor de Bujalance, abarrotada durante la actuación de La Húngara.

La plaza Mayor de Bujalance, abarrotada durante la actuación de La Húngara. / JOSÉ ESCAMILLA

José Escamilla

José Escamilla

Bujalance se ha visto inundado por miles de personas con motivo del Bujalance's Night, que ha atraído a visitantes de toda la comarca y de la provincia. Este evento ha superado con creces el éxito de ediciones anteriores, evidenciado las ganas de disfrutar y vivir la fiesta tras el parón de la pandemia, gracias a la música ofrecida en sus diferentes estilos que se iba sucediendo a lo largo de la noche del sábado 30 de julio en las plazas bujalanceñas del casco histórico.

Este evento, organizado por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Bujalance con la colaboración de la Diputación, pretende amenizar las noches de verano, a la vez que abrir las puertas de la ciudad y de su rico patrimonio monumental, cultural, artístico y gastronómico.

La expectación creada hizo que miles de personas llenaran las plazas del casco histórico hasta altas horas de la madrugada para disfrutar de la música en directo de Claus, Castafiore, Rockopop y la actuación estelar de La Húngara. Además, en el auditorio municipal, los Dj’s animaron con su música a los jóvenes hasta el amanecer.

Las actuaciones se iban sucediendo en las distintas plazas, que se convirtieron en verdaderos ríos humanos. A las diez de la noche, en la plaza de la Santa Cruz, se producía la inauguración del Bujalance's Night, que corrió a cargo del concejal de Cultura, Toni Pavón, y la concejala de Juventud, María del Carmen Hortelano, tras lo que comenzó la música refrescante de Claus y su grupo. A continuación continuaron las actividades musicales en la plaza de Santa Ana, donde actúo el grupo musical bujalanceño Castafiore, que hizo vibrar y conectó rápidamente con el numeroso público que llenaba la plaza.

Inmediatamente después, y muy cerca, en la plaza Mayor, y en presencia de la alcaldesa, Elena Alba, tenía lugar el concierto estelar de La Húngara. Fue un concierto multitudinario, ya que, a pesar de las grandes dimensiones de la plaza Mayor, se llenó a rebosar. Sus fans la fotografiaban y grababan y todos los espectadores cantaban y coreaban sus canciones con ella, sin parar de saltar, bailar y aplaudir.

Después, a las dos de la madrugada, continuó la fiesta en la plaza de Palomino, con el grupo Rockopop, que con los mejores temas del pop-rock animó a una plaza totalmente repleta que bailaba y cantaba sin parar, mientras que los pubs de la zona estaban a rebosar.

La música y la diversión no terminó ahí, ya que los más jóvenes se dieron cita de forma masiva en el Auditorio Municipal del recinto ferial, donde, hasta el amanecer, vivieron intensamente el Festival Joven Bujalance’s Night, organizado por la concejalía de Juventud y que contó con los Dj´s  del momento, Zombiequill y Javi Rodríguez, con el espectáculo de luces y pantalla gigante led de alta definición.