Kiosco

Diario Córdoba

Festival de la Guitarra de Córdoba

Juan Perro derrocha ‘Libertad’ y emociones

El ‘alter ego’ de Santiago Auserón da una lección de música en el Gran Teatro

Juan Perro, en el Festival de la Guitarra

Juan Perro en el Festival de la Guitarra FRANCISCO GONZÁLEZ

Para ver este vídeo regístrate en Diario Córdoba o inicia sesión si ya estás registrado.

Juan Perro en el Festival de la Guitarra Carmen Lozano

La banda de Juan Perro ha demostrado esta noche de domingo en el Gran Teatro, dentro de la 41 edición del Festival de la Guitarra, que es una máquina musical especializada en contagiar emociones, en esta ocasión con un repertorio selecto, donde letras cargadas de poesía se fusionan con melodías de muy diversa procedencia. Jazz, rock y sonidos afrocubanos sirven a Santiago Auserón para recorrer caminos transitados a lo largo de años, impregnando en estas nuevas canciones todo lo aprendido tras bucear en diferentes mundos sonoros y que ha agrupado en el disco Libertad. 

Este trabajo incluye diez temas, cada uno con su propia personalidad, que la banda -integrada por los excelentes músicos Pere Foved (batería), Isaac Coll (bajo), Vicenç Solsona (guitarra), Gabriel Amargant (saxo y clarinete) y David Pastor (trompeta)- ha interpretado con pulcritud, ayudando a un cercano Auserón, todo un gentleman del rock, a demostrar que, a sus 67 años, mantiene su espíritu rockero intacto, sigue dominando el escenario y goza de una gran voz que domina como quiere. 

25

Juan Perro derrocha "Libertad" y emociones en el Gran Teatro de Córdoba FRANCISCO GONZÁLEZ

Las diez «coplillas» de disco, como las ha denominado el propio Auserón, hablan de libertad con un enfoque diferente en cada una de ellas, lo que el cantante ha ido explicando, hablando también al público con su especial sentido del humor de las maravillas de Córdoba, de sus «estatuas que piensan» y de la Mezquita-Catedral, «donde rezo a Luis de Góngora», dijo.  

El concierto, en el que también ha habido un recuerdo a Joan Vinyals, guitarrista y fiel escudero de Auserón fallecido el pasado mes de enero, ha empezado con Quemando caña, un tema que alude a los campos de caña de azúcar que hicieron arder los mambises y negros en Cuba en su lucha por la libertad frente a los colonizadores españoles, mientras la apuesta por el jazz ha llegado con La última rosa y la bossa nova, con Gibara. Con Collar de cuentas se ha despegado el swing más puro mezclado con el blues y en La ley del camino y Extraños deseos se ha lanzado al rock, sin olvidar, entre los 20 temas que ha interpretado, canciones de discos anteriores, como Río Negro o A morir amores, y unos bises que finalizaron con Semilla Negra, lo que ha provocado la gran apoteosis final y ha levantado al público de sus asientos mientras el músico se despedía deseando amor a unos espectadores felices. 

Compartir el artículo

stats