Kiosco

Diario Córdoba

Presentan la Semana de Cine de Córdoba, que se celebrará entre el 5 y el 10 de septiembre

Nace un festival para difundir y reivindicar el cine cordobés

Conferencias, talleres, concursos y proyecciones de las últimas películas andaluzas forman parte de la programación

Cristina Casanueva, José María Bellido, Marian Aguilar y Edgar Burgos. CÓRDOBA

Igual que otras disciplinas artísticas como la literatura y la música, el cine cordobés tendrá su propio protagonismo con un nuevo evento que se unirá al calendario cultural de la ciudad a partir de septiembre, cuando, del 5 al 10, se dé el pistoletazo de salida a la Semana de Cine de Córdoba, una cita impulsada desde Record (Asociación Profesional de Cine y Audiovisual de Córdoba) , que cuenta con el apoyo de la delegación municipal de Cultura, así como con la Junta de Andalucía y la Fundación Cajasur. 

Según ha señalado este lunes el alcalde de Córdoba, José María Bellido, este evento está destinado a servir de punto de encuentro entre profesionales del sector cinematográfico y audiovisual y busca posicionarse como una cita de referencia en la agenda cultural de Córdoba, situándola en el mapa cinematográfico nacional. 

Entre los objetivos de esta Semana de Cine de Córdoba figuran ofrecer al público general una programación de calidad, haciendo llegar lo mejor de la producción cinematográfica andaluza de los últimos meses, apoyar al sector local (profesionales, estudiantes y público joven) a través de encuentros y mesas redondas, generando oportunidades de colaboración y networking gracias a la presencia de invitados y poner en valor el talento cinematográfico con sello cordobés, dando reconocimiento, espacio y visibilidad a sus nombres y ayudando a reforzar el tejido local. 

“Será una semana de cine completamente ligado a la provincia de Córdoba, donde tenemos una deuda con esta disciplina”, ha indicado Bellido, que ha aludido a la existencia en la ciudad de la Filmoteca de Andalucía, que acogerá las proyecciones de este encuentro con el cine cordobés, mientras que el resto de actividades tendrán lugar en el CRV.

Reivindicar el cine cordobés

Por otro lado, el alcalde ha subrayado que también se pretende “reivindicar la producción cinematográfica cordobesa”, aspirando a que haya un punto de encuentro entre los profesionales del sector y que “nos sirva para promocionar los trabajos de los cineastas cordobeses”. “No contamos con un festival de cine, pero sí queremos que esta semana sea el germen para hacer de Córdoba un lugar de encuentro en la producción audiovisual”, ha continuado Bellido. Así, a partir de conferencias, talleres, concursos y proyecciones se hará una revisión del audiovisual cordobés, “uno de los sectores que genera más actividad entre el público joven”.    

Por su parte, Edgar Burgos, cineasta cordobés que está al frente de Record, colectivo organizado en el 2019, ha reconocido que esta cita “era nuestro evento estrella”, ya que “era necesario para la ciudad tener este festival, que puede ir creciendo y tener un status similar a otros festivales andaluces y ser una cita importante”. Burgos ha relatado que este encuentro estará compuesto por una selección de las mejores películas de producción andaluza estrenadas en los últimos meses y contará con la presencia de miembros del equipo durante la presentación y un coloquio posterior en cada una de las proyecciones. También habrá un Concurso de Rodaje Express enfocado al público joven que contará con dotación económica y tendrán lugar encuentros profesionales y mesas redondas que abordarán temas de interés en la industria audiovisual. Las películas que formarán parte de las proyecciones, los invitados a las mesas redondas y el resto de contenidos se irán revelando en las próximas semanas.  

Por su parte, la delegada territorial de Cultura, Cristina Casanueva, ha resaltado “la suma de esfuerzos” como algo fundamental para “crear oportunidades, como lo será esta cita como el cine". Con esta semana dedicada al cine cordobés comenzará la temporada en la Filmoteca, según ha explicado la delegada, que, pese a que no ha querido revelar títulos, ha asegurado que se podrá disfrutar de las “mejores películas de producción andaluza”, estando “convencida” de que esta cita propiciara sinergias y redes de colaboración “en un sector con un gran potencial en la ciudad, tanto en crecimiento económico como en materia de empleo”.

'Slasher', el último estreno local

El director de cine Alberto Armas está inmerso estos días en ultimar Slasher, el largometraje sobre un asesino en serie que busca ser la versión autóctona del subgénero americano de asesinos en serie. La cinta, grabada en localizaciones de Montoro, Priego e Iznájar, mostró un adelanto en primicia el pasado 25 de junio en los cines cordobeses Axión. El largometraje no llegará oficialmente a las salas nacionales hasta que pase un año, cuando haya ganado méritos en festivales como Sitges. Después de tantos meses de trabajo, y los que quedan, Alberto Armas es contundente: «La Semana del Cine de Córdoba me parece una iniciativa estupenda, porque todo lo que sea hacer fuerza por crear una estructura audiovisual en la ciudad es fundamental. Córdoba se lo merece en todos los aspectos», comenta. 

El filme cuenta con el aliciente de un buen reparto, con el cordobés Rafael de Vera en el papel de Guardia civil, «el típico de este tipo de películas en el que Rafael encajaba muy bien y ha sido un lujo contar con él», cuenta el director. Durante los meses de rodaje que ha empleado en los olivares de la provincia, asegura que las mayores dificultades vienen siempre de la mano de la burocracia

«No hemos tenido ningún tipo de ayuda por parte de las administraciones locales, provinciales y autonómicas. Eso sin contar el esfuerzo que ha supuesto pedir permisos para grabar», explica el cineasta. «Nos parecía ridículo que algo que revierte en la provincia supusiera tantas trabas», añade. 

La frustración se compensaba con el apoyo y el interés de quienes iban conociendo en el camino. «Lo mejor de los rodajes fueron las personas que conocimos. Desde los responsables del camping de Iznájar hasta Protección Civil de Montoro, todos se volcaron con el proyecto y nos facilitaron mucho las cosas», explica Armas. Los colores amarillentos, cálidos, de la campiña cordobesa, «muy parecidos a los de la Matanza de Texas», según Alberto, fueron germen de inspiración para un creador que ve suficiente potencial en Córdoba como para situarla ante el ojo de críticos internacionales. Si ya de por sí es complejo alcanzar esos niveles, «por qué dificultarnos a los emergentes ya de por sí el trabajo», concluye Alberto Armas. 

Compartir el artículo

stats