Kiosco

Diario Córdoba

CON MOTIVO DE LA MUESTRA 'CIUDAD ESCONDIDA'

Ocho artistas cordobeses elaboran sus obras frente al público en el centro de arte Rafael Botí

Las visitas a las intervenciones, en marcha hasta el 15 de julio, culminarán con una exposición grupal que se inaugurará el 11 de septiembre

13

Botí abierto, arte en vivo abierto al público A.J.González

A partir de este martes una sala expositiva del centro de arte contemporáneo de la Fundación Botí será el espacio de trabajo de ocho artistas figurativos cordobeses, quienes saldrán de la comodidad de sus estudios para mostrar al público sus procesos creativos con motivo del proyecto Botí Abierto, que en esta segunda edición gira en torno al concepto de Ciudad Escondida.

De este modo el público podrá dejar a un lado el papel de espectador para interactuar con los creadores y así convertirse en un elemento más de la producción artística, que en este proyecto deja de ser una acción solitaria para generar espacios de convivencia y diálogo.

Las intervenciones se dividirán en dos periodos. Desde este martes, hasta el 28 de junio, Virginia Bersabé, Manuel Castillero, Francisco Vera Muñoz y Manuel Garcés encabezarán el proyecto con la elaboración de sus obras. Del 29 al 15 de julio será el turno de Almudena Castillejo, Dolores García, Clara Gómez Campos y Guillermo Herrera. Una vez finalizadas, las producciones confluirán en la muestra Ciudad Escondida, cuya inauguración tendrá lugar el 11 de septiembre.

Uno de los creadores explica a los visitantes el proceso de su obra A.J. GONZÁLEZ

La iniciativa ha sido presentada este martes por la delegada de Cultura de la Diputación, Salud Navajas, quien ha estado acompañada de 6 de los 8 artistas participantes y del comisario de la muestra, Félix Ruiz Cardador, quien ha calificado el proyecto de "apasionante". Según Ruiz Cardador, un habitual comisario de exposiciones y colaborador de prensa, "es importante acercar las artes plásticas al público y así bajar a los artistas de un pedestal distante e incomprensible", de ahí el esfuerzo por generar pasión en torno a las artes plásticas, "su diversidad y riqueza", ha declarado el comisario.

Cardador ha dado unas pinceladas sobre el concepto de Ciudad Escondida, en referencia a encontrar nuevos puntos de vista en una cotidianidad del casco histórico normalmente asociada al turismo o al día a día de los propios cordobeses. "El arte tiene la capacidad de desempolvar el alma humana, de visibilizar lo invisible, y eso es precisamente lo que persigue esta muestra", ha explicado el comisario, quien ve en este proyecto una oportunidad de llevar la mirada contemporánea al casco histórico y no solo a los centros periféricos.

Una apuesta arriesgada incluso para el artista Manuel Garcés, quien ha reconocido no estar seguro de si esta experiencia resultará positiva o negativa en la elaboración de su cuadro, aunque "seguro va a hacer que veamos las cosas de manera diferente", ha incidido.

Como reza el cartel explicativo de la futura exposición, se trata de "distanciarse del mundanal ruido a través de la creatividad" y quienes se acerquen estos días al centro de arte Rafael Botí encontrarán ese remanso de paz en la segunda planta del edificio.

Compartir el artículo

stats