Kiosco

Diario Córdoba

al margen

'Cinco lobitos'

Siendo una ficción, te lo crees todo: el parto, la crianza, la impotencia de una madre que no puede con su alma y ha de recurrir a sus padres

Fotograma de 'Cinco lobitos'. CÓRDOBA

Esta ópera prima, escrita y dirigida por Alauda Ruiz de Azúa, fue la gran triunfadora de la última edición del Festival de Málaga, donde consiguió ganar como mejor película, guion e interpretación femenina para las actrices que están inconmensurables (Laia Costa en el papel de madre primeriza y Susi Sánchez en el papel de abuela). Con este aval, uno se enfrenta a un visionado con bastantes expectativas, quedando cumplidas de sobra.

La cinta está concebida desde la humildad y con inteligencia. Se construye plano a plano creando una coreografía de los actores y actrices ante la cámara difícil de mejorar. Por tanto, la directora consigue introducirnos en este micromundo, en esta familia a la que acaba de llegar una nueva persona. Es como si se intentara realizar un retrato de la vida íntima y cotidiana de estos cinco seres. Y, siendo una ficción, te lo crees todo: el parto, la crianza, la impotencia de una madre que no puede con su alma y ha de recurrir a sus padres, ahora abuelos, viajando al norte y alojándose en la que fuera su casa, las idas y venidas de un padre que ha de cumplir con sus obligaciones laborales al ser requerido para viajar constantemente por ser un trabajador del gremio teatral... y así, cuando ya conocemos la problemática y las relaciones entre este conjunto familiar, irrumpe un incidente que desencadena el cambio total.

De eso puede que vaya esta producción, de cómo una persona ha de aprender a ser madre y, a la vez, hija. De cómo la vida juega con nosotros poniendo a nuestro alcance momentos de felicidad y tristeza, abismos a los que tendremos que enfrentarnos tarde o temprano. Y con suma naturalidad, el equipo de este pequeño filme (que a la vez es una gran joya) nos van llevando por el camino que ha de recorrer la protagonista en este tramo de su vida. A esto ayuda la magistral interpretación de las actrices citadas y los actores que las acompañan (gran Ramón Barea y Mikel Bustamante), sin olvidarnos de la bebé.

Compartir el artículo

stats