Kiosco

Diario Córdoba

CONCIERTO EN CÓRDOBA

Melendi impregna La Axerquía de alegría con su rumba irónica

El cantautor hace un alto en Córdoba dentro de la gira de su último álbum, ‘Likes y cicatrices’ | «Debemos aprovechar cada segundo y ser felices con la gente que queremos», asegura

Melendi, este sábado, durante su actuación en el teatro de la Axerquía. ÓSCAR BARRIONUEVO

El artista que conquistó a la adolescencia de los dos mil con su apariencia desaliñada, sus letras reivindicativas y la bien medida combinación de flamenco, pop y rock no ha podido elegir mejor momento para sacar a la luz nuevo trabajo. Likes y cicatrices, undécimo disco del cantautor asturiano, llega con el trauma de la pandemia cada vez más lejos y esa distancia acepta de buen grado la mirada irónica hermanada con rumba. 

Las fake news vienen y van y dicen que este virus es made in Taiwan, reza el tema que da título al disco y que recuerda a las etapas primigenias de un Melendi que sonaba más en las reuniones de amigos con litronas que en los platós de televisión. Su popularidad lo situó a la cabeza de los éxitos de la radiofórmula y allí continúa casi veinte años después, inmune a los escándalos, a la muerte de sus rastas, al surgimiento de nuevos estilos musicales. Precisamente esa nostalgia contenida en su directo, sumada a un viraje hacia los nuevos sonidos del pop, es lo que consigue la fidelidad de sus primeros fans, ya crecidos, y logra captar a los nuevos.

En mitad de una noche calurosa, con la Feria en su apogeo, y en la que Córdoba pedía a gritos rumba, furor, verbeneo. Así resucitó Melendi una atmósfera que parecía extinta, la de unirse a la familia o los amigos para rendirse al buenrollismo antes de abandonarse a los placeres del Arenal.

Rodeado de pantallas que simulaban móviles retransmitiendo en directo, comenzó con el single del último álbum. Continuó con La electricidad (2018), el tema en el que colabora con Aitana, antes de llegar al repertorio que verdaderamente esperaban sus fieles. Entre arrebatos descontrolados de pasión se animó con la mítica Violinista en tu tejado (2008) y la muy esperada Caminando por la vida (2005).

Luego llegaron otros himnos de discos anteriores, como 'El arrepentido' (2018), Mi código postal (2018) y Mírame (2018). El de Oviedo se mostró muy participativo con la pista, sin sillas y repleta de feriantes con ganas de salir de fiesta con Melendi. "Debemos aprovechar cada segundo y ser felices con la gente que queremos porque no siempre vamos a estar aquí", declaró al teatro. "Si yo me voy lo hago bien cagadito, bebedito y folladito", añadió.

Le cantaron el cumpleaños feliz antes de las 00.00 horas y rodeado de un potente elenco de intérpretes, alzó su rumba al cielo y demostró el por qué de su permanencia "en el top tres". Todo el mundo lleva dentro a un niño juguetón, irónico y ansioso por revivir sus principios.

Compartir el artículo

stats