Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Los tesoros del Círculo de la Amistad

La institución cordobesa guarda entre sus decimonónicos salones una importante riqueza artística que ahora se quiere poner en valor y dar a conocer a toda la sociedad

Vista del Salón Liceo del Círculo de la Amistad. FRANCISCO GONZÁLEZ

Muy pocos cordobeses conocen el inmenso patrimonio artístico y cultural que atesora en sus distintas estancias el Círculo de la Amistad, una institución que nació en Córdoba en 1854 y que ahora se ha propuesto poner en valor el importante patrimonio histórico que ha ido reuniendo durante todos estos años y dar la oportunidad a los ciudadanos de conocerlo. «El Círculo de la Amistad empieza a acumular obra cuando en 1870 se contrata a José María Rodríguez de los Ríos Losada la decoración del Salón Liceo con diez pinturas al óleo», señala Roberto Carlos Roldán, director de Cultura de la entidad, que asegura que son, principalmente, los propios socios de la entidad los que van nutriendo artísticamente sus decimonónicos rincones.

En efecto, el Círculo de la Amistad ha tenido en su nómina de socios a reputados artistas como Julio Romero de Torres, Ángel Díaz Huertas y Mateo Inurria, a los que, según señala Roldán, le fueron encargadas obras de diversa índole que quedarían para el disfrute de todos. «Ese es el patrimonio primigenio del Círculo y corresponde a artistas locales que ya en ese momento comenzaban a ser reconocidos a nivel nacional», explica el responsable cultural de la entidad, que ha reunido en un amplio volumen que publicará Almuzara no solo el ingente patrimonio que esconde el edificio, sino toda su trayectoria cultural y las biografías del plantel de artistas que han tenido que ver con ella.

Tres de las obras de Romero de Torres que lucen en la escalera. carmen lozano

«A estos encargos hay que añadirle otros comisionados a otros creadores andaluces de gran prestigio que dejaron su impronta en el suntuoso Salón Liceo, donde, además de la obra de Rodríguez de los Ríos Losada, también lucen creaciones del malagueño José Fernández Alvarado», continúa el experto, que resalta la época de esplendor de cultural que vivió el Círculo en la segunda mitad del siglo XX. «Allí se concitaron una serie de expertos, amantes del arte y dinamizadores de las bellas artes que trabajaron bajo un mismo prisma, que no fue otro que el de elevar el nivel pictórico y escultórico de Córdoba», hombres de la talla de Antonio Povedano, Francisco Zueras, Rafael Serrano, Mariano Aguayo, «todos ellos apoyados por dos presidentes que dieron rienda suelta a sus propuestas, Antonio Muñoz y Ramírez de Verger (1957-64 y 1976-77) y Fernando Carbonell y de León (1965-68)», señala el experto, que destaca especialmente la labor de ambos responsables en su momento: «Supieron rodearse de grandes artistas que asesoraban y apoyaban su labor».

La biblioteca, decorada por Mateo Inurria. carmen lozano

«Todos ellos hicieron posible que Córdoba se situara en primera línea en la programación de exposiciones y certámenes artísticos, justo por detrás de Madrid y Barcelona», prosigue Roldán, que indica que por las galerías del edificio ubicado en la calle Alfonso XIII pasaron artistas de vanguardia de la época como Gerardo Rueda, Manuel Rivera, Manuel Millares, Equipo 57, Venancio Blanco, Vicente Vela, Hans Hartung, Emilio Vedova, Francisco Mateos, Antonio Povedano, Mohamed Sabry, Álvaro Delgado, Zao Wou Ki, Fernando Zóbel... «Muchos de ellos dejaron en esta institución algunas de sus obras. Piezas que hoy conforman una colección de gran interés y que merece la pena ser conocida», subraya el responsable cultural, que resalta que desde su apertura «el Círculo se caracterizó por organizar una gran cantidad de certámenes artísticos, unos auspiciados por la propia entidad y otros por colectivos como la Sociedad de Arqueología y excursiones, el Ateneo, la Sociedad Económica de Amigos del País o la propia Escuela de Bellas Artes».

Obras de arte en el Salón Alfonso XIII. carmen lozano

Esta colección de arte se distribuye en evocadoras estancias, y en el suntuoso Salón Liceo se puede disfrutar de la obra encargada ex profeso al pintor sevillano José María Rodríguez de los Ríos Losada (1870-1874), así como la localizada en su techo, a cargo del artista malagueño José Fernández Alvarado (1908).

Romero de Torres

En segundo lugar, y no menos importante, está la serie exhibida en la Sala de los Sentidos por el ilustrador cordobés Ángel Díaz Huertas. Pero si hay algo de lo que presume la entidad es de las piezas que posee del pintor cordobés más universal, Julio Romero de Torres. Este inmortal artista dejó su impronta en seis grandes lienzos que decoran la regia escalera principal, además de la titulada Rosas en la balconada junto a su hermano Enrique, también socio de esta entidad. De su padre, Rafael Romero Barros, el Círculo muestra dos paisajes del Guadalquivir a su paso por Córdoba -de finales del siglo XIX- que estuvieron largo tiempo en la cafetería y hoy cuelgan en la Sala Alfonso XIII. Por otro lado, en el claustro alto se puede admirar una interesante compilación de bocetos y acuarelas de temática diversa que el polifacético artista jienense Ginés Liébana ha donado a la entidad en estos últimos años.

Lienzos de Díaz Huertas en el Salón de los Sentidos. carmen lozano

También es digna de mención la destacada colección de arte contemporáneo expuesta en la Sala Julio Romero de Torres y en la Sala Cineclub, dos espacios que muestran obras de Equipo 57, Fernando Zóbel, Manuel Rivera, Gerardo Rueda, Rafael Botí, Alberto Agulló, Rita Rutkowski, Juan Cantabrana, Venancio Blanco y otros muchos que dan suficiente muestra de la relevancia que tuvo el Círculo de la Amistad en el arte plástico de la ciudad. Pero no solo son tesoros pictóricos y escultóricos los que guarda entre sus paredes el Círculo, ya que a este patrimonio se suma el valor artístico de su biblioteca, decorada por Mateo Inurria, o el mobiliario que salpica las distintas estancias, sobre todo los impresionantes espejos y lamparas.

Un ambicioso plan para mostrar un gran legado

«Es muy desconocida la importante obra artística que conserva el Círculo», lamenta Roldán, que se muestra muy ilusionado con el proyecto de puesta en valor de su patrimonio que ha comenzado a llevar a cabo la entidad y que posibilitará que cordobeses y turistas puedan disfrutar de este rico patrimonio. Tras la inscripción del Círculo en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural con la tipología de Monumento en el año 2017 y, recientemente, con la concesión de la Medalla de Andalucía en la modalidad de Ciencias Sociales y las Letras, «es el momento de dar continuidad al compromiso cultural de esta casa», prosigue el experto en la historia del edificio. El proyecto, financiado por el Imdeec y que pretende convertir la institución en un atractivo turístico más de la ciudad, incluye el desarrollo de eventos de índole cultural -conferencias, presentaciones de libros, conciertos y exposiciones- que fomenten el conocimiento de la entidad. Pero el reto está, ante todo, en dar a conocer el patrimonio artístico de la institución, estableciendo una interacción entre los fondos expuestos y los visitantes. Para ello, se identificarán los espacios expositivos que acogerán la colección pictórica y escultórica y se instalarán unas cartelas identificativas, incorporando un código QR con la historia de cada una de estas dependencias. Asimismo, cada obra artística irá acompañada por una cartela con información del artista, título de la obra, medidas y un código QR con la biografía del autor, premios y distinciones, así como una reseña con los museos que conservan su obra. También se implantarán todo tipo de materiales audiovisuales, complementados con audioguías, y se organizarán visitas guiadas y conferencias, junto al desarrollo de una app web específica titulada ‘Las Artes Plásticas en el Círculo’. Además, se programará un plan de publicaciones contando inicialmente con la edición de dos volúmenes, ambos escritos por Roldán: el catálogo ‘Las artes plásticas en el Círculo de la Amistad. Guía breve de la colección’ y el libro ‘Las artes plásticas en Córdoba. Un paseo por las galerías del Círculo de la Amistad (1854-1936)’.

Compartir el artículo

stats