Kiosco

Diario Córdoba

ENTREVISTA Kidd Keo Artista | Trapero

"No sé cuándo voy a triunfar o fracasar y eso me produce estrés"

El cantante de trap da un concierto esta noche en la sala M100

Kidd Keo actúa esta noche en la sala M100. CÓRDOBA

El trap es el trap, todo lo que vaya a decir es peor que si lo busca en internet”, así lo define Padua Keoma Salas (Alicante, 1995), alias Kidd Keo, un trapero que saltó a la fama con su tema Relax (2015) y desde entonces no ha dejado de estar entre los artistas más escuchados de este género gracias a temas como Lollypop (2017) o Dracukeo (2018). Ahora llega a Córdoba para tocar esta noche en la sala M100 en un año en el que ha prometido "estar 100% centrado en la música" y traer nuevas canciones próximamente.

En los últimos temas el Kidd Keo más vacilón queda a un lado y da paso a uno que habla más sobre el amor y el desamor, ¿a qué se debe ese cambio?

Al final, todos cambiamos, nadie es el mismo que hace cinco años y eso se traslada a la música.

Cuenta con una marca de ropa, una serie, infinidad de temas... ¿Cómo se define profesionalmente?

Me defino como artista, a mi me encanta crear cosas. Pienso que todos los niños empezamos igual, creando, la diferencia es que hay padres que cortan las alas a sus hijos y otros que no. Mi madre, que también es artista, no lo hizo. Así que, cuando empecé a dibujar en la pared, en vez de reñirme me dijo, "dibuja en el papel, pero sigue haciéndolo". Ahora, el niño que pintaba la pared hace canciones.

Ha llegado a decir que "hay unos cánones de persona exitosa", ¿qué es para Keo ser una persona exitosa?

Ser feliz con lo que haces y no sentirte atrapado. Ahora mismo me siento así, elegí esta profesión para sentirme libre y así soy.

"Elegí esta profesión para sentirme libre y así soy"

decoration

¿Cómo ha llevado el proceso de pasar de ser un desconocido a la fama?

No te voy a decir que ha sido muy fácil porque no ha sido así. Ha habido momentos complicados, sobre todo al principio. Conforme pasan los años lo llevo mucho mejor.

Entiendo que lo peor fue el primer golpe de fama.

Sí. Lo que he llevado peor ha sido ver cómo la gente era tan falsa. Cuando tenía doce años le dije a mi madre que iba a ser un cantante famoso y a vivir del arte. Lo que no sabía gestionar era cómo antes la gente se reía de mí y ahora, haciendo lo mismo, me dice que siempre confiaron en mí. Me duele porque soy muy directo y claro, pero la sociedad es muy falsa. Es lo que siempre me ha dolido de la fama, que una persona pase de quitarte la mirada a todo lo contrario.

En su tema Ebisu dice "de risa y de amor no sé nada" ¿de qué sabe Kidd Keo?

De cocinar pasta (risas). Me gusta saber un poco de todo, intento verlo todo desde varios prismas.

Eso se relaciona con las críticas entiendo.

Sí, en mi opinión hubo críticas sobre mí que fueron desmesuradas. Eso me ha hecho que, cuando alguien me critique, aunque no tenga ese comentario ni pies ni cabeza, lo intente ver desde su plano. Tú me juzgas y yo te entiendo. Puedo intentar explicártelo, pero si no terminas entendiéndolo no pasa nada.

Es lo que tiene haber recibido críticas desde tan pronto.

Efectivamente, que te metieran caña los primeros cinco años hace que ahora me dé igual todo. Eso se lo agradezco a los "haters", me llega a pillar ahora de primeras no sé cómo reaccionaría. Ahora el resto de mi carrera la hago más relajado.

En tus últimos temas, más sentimentales, ¿cuánto hay de autobiográfico?

Varía mucho. Tengo algunos autobiográficos y otros que no, cambia sobre todo en función del estilo y de lo que sienta que me pide la canción. Cuando creo, lo hago entorno a experiencias reales. Le puedo dar un toque “mágico” pero siempre teniendo de referencia mi vida, desde algo más general a una anécdota o comentario. Hay temas que salen de una pequeña cosa de mi día, nunca me pongo reglas. Creo que al final tienes una forma de expresarte y vas buscando los caminos para hacerlo. En la música y en mi vida, intento que ningún día sea igual al otro.                                      

Ha dicho que has estado mucho tiempo intranquilo en lo referente a tu carrera artística y que incluso que estuvo con ansiedad. ¿Cómo está ahora?

Tengo muchos problemas con la ansiedad. Lo he pasado mal, pero he aprendido mucho a llevarlo bien mentalmente. No sabría decirle cómo estoy, hay días que bien, otros que mal. Este año he empezado a ir a terapia.

¿Y qué tal?

Muy muy bien, pero es un poco difícil, cuando no tienes rutina la vida son altibajos. Hay veces que pienso que, si tuviera un trabajo de diez horas, no digo que sería más feliz, pero a lo mejor no tendría este estrés. Hay que tener en cuenta que en el camino del artista no hay nada hecho. No sé a dónde voy, no sé cuándo voy a triunfar o fracasar y eso me produce un estrés que me pone a la defensiva y busca que esté preparado para todo.

Ahí puede estar el germen de todo.

Sí, mi ansiedad es por el trabajo. Tengo dinero, me va bien… No tendría que tener ansiedad pero la tengo. Hubo un momento en mi carrera que me afectó mucho, fue antes del confinamiento, y decidí apartarme un poco. Dejé de hacer música y cuando volví lo he hecho sacando temas poco a poco. Mi sueño siempre ha sido ser cantante, lo que pasa que no me gustó nada la mala imagen que se hizo de mí y no la entendía. Yo quería ser cantante para hacer feliz a la gente y, viendo que eso no ocurría, me agobié y dije, "paso de esto".

"Yo quería ser cantante para hacer feliz a la gente y viendo que eso no ocurría me agobié y dije, paso de esto"

decoration

¿Pensó en dejarlo?

No (Piensa). Cuando empecé exportaba muchísima energía positiva hacia la gente (fans, amigos, entorno…) pero solo recibía negativa. Hubo un momento en el que dije “yo no estoy haciendo música para que la gente me critique ni me haga sentirme de esta forma”, así que decidí separarme unos años.

¿Qué saca de ese tiempo?

Aprendí que, que te vayas o te vuelvas, no influye en nada. Tienes que hacer lo que sientes que tienes que hacer, al final esta industria es de mentira. Dentro de cinco años, la mitad de la gente que me adora no se va a acordar de mí. La industria más desagradecida que hay es la de la música. Cuando entendí eso es cuando decidí salir de ahí para verlo desde fuera. No tienes que esperar nada de nadie, solo hacerlo tú, de lo contrario, te vas a quemar.

Volviendo al tema de la ansiedad, dice que echa de menos tener una vida más definida, pero la ansiedad es muy pegajosa y, si estuviera en esa situación, lo mismo echarías de menos lo otro.

La gente está muy mal con eso, los chavales deberían de tener mucho cuidado con eso. Para frenarlo me ha venido muy bien tener un objetivo que te llene. Les digo a los chicos que se centren solo en eso, porque sino, la ansiedad te atrapa. No sé cómo se cura solo digo que busquen algo por lo que pelear.

¿Qué consejo le daría a la gente que le escucha?

Es un poco fuerte, pero les diría que van a morirse y que, cuando lo hagan, no va a quedar nada. Yo he entendido que el punto es el fin y no el camino. Cuando quería ser cantante de pequeño era por ser famoso, pero me he dado cuenta que lo que me gusta de ser cantante es el camino y el día a día. Soy un privilegiado porque mi trabajo me permite decidir a dónde voy por mi propia voluntad.

"Cuando quería ser cantante de pequeño era por ser famoso, pero me he dado cuenta que lo que me gusta de ser cantante es el camino"

decoration

La forma de vida en general.

Sí, para mí, el hecho de ser artista es que es divertido vivir en general. Me gusta así, yendo del estudio al garaje donde escribo y del garaje al estudio. Toda la gente se desvive por cumplir un objetivo súper rápido y si lo consiguen a los 25 por ejemplo ya no saben qué hacer porque no tienen un trasfondo. Para mí la felicidad es ese trasfondo.

Y en el último día mirar al camino con orgullo.

Exacto, entendiendo siempre que hay días buenos y malos. Los primeros años de fama no sabía qué me aportaba todo esto, ahora he aprendido que lo que me gusta es mi vida en general, eso es lo importante, para mí y para todo el mundo. Mi madre ha trabajado  toda la vida de algo que no le gustaba, amaba pintar pero no podía vivir de eso. Y yo no quería eso, por eso también soy artista.

Compartir el artículo

stats