Kiosco

Diario Córdoba

CRÓNICA

Pablo Alborán derrama emoción en La Axerquía

El artista malagueño conmueve a 3.500 espectadores en Córdoba en su vuelta a los escenarios con ‘Vértigo’

Pablo Alborán en concierto en Córdoba

Pablo Alborán en concierto en Córdoba A.J.González

Para ver este vídeo regístrate en Diario Córdoba o inicia sesión si ya estás registrado.

Pablo Alborán en concierto en Córdoba Pilar Montero

El niño bueno que saltó a la fama tras subir a las redes el acústico Solamente tú se plantó el viernes noche ante las más de 3.500 personas que colgaron el cartel de Sold out en La Axerquía. Tal ha sido el furor de su paso por Córdoba que esta noche repite en el mismo teatro con el aforo completo.

14

Concierto de Pablo Alborán en Córdoba A.J.González

Vino a presentar Vértigo, un álbum nacido en plena pandemia y que al cantante le sirvió de amparo ante las circunstancias. Es precisamente en la intimidad donde Pablo Alborán despliega su magia. Sus baladas son el resultado de procesos emocionales turbulentos, depurados a golpe de piano y guitarra. Lo que el cante exorciza lo convierte en oro. Literalmente. Este último disco se llevó el certificado dorado en ventas y estuvo en el vértice de las listas de éxitos durante la semana de su estreno.

Aunque no arriesga ni sorprende en los nuevos temas, cuyas letras hacen un homenaje al valor de los momentos cotidianos, Alborán demuestra que continúa en forma respecto a su habilidad de romántico embaucador. Una sutileza indiscutible para desbordar emociones contenidas y un timbre único; no le hizo falta más para meterse al auditorio en el bolsillo. Su tono aterciopelado es el que se cuela en todos los rincones del espacio en el que suena y llega al oído del público como un susurro melancólico, cariñoso.

Sonaron los esperados regalos que el público esperaba recibir de ese Vértigo. Es lo que recorre el estómago ante la cercanía de esa persona especial. Un nudo en el estómago frente a la vulnerabilidad del presente. Ese placer doloroso que cobra fuerza en el tema Hablemos de amor. Para el cantautor se trata de un espacio Donde anida lo imposible, la solución...Claro que somos seres De carne y hueso y «en un chasquido» caemos irremediablemente en el mismo abismo del que tanto costó salir. Tras el duelo, renacen las ganas de «perder el control y vivir el presente» en La Fiesta. Este tema aporta un refrescante ritmo latino a las oleadas de melaza. Momento de agitación del cantante, del público y de los músicos sobre el escenario. Solo puede quedar un Corazón descalzo tras tanta agitación.

Así, fue alternando temas del nuevo disco con himnos como Saturno (2014), Ecos (2014), Tu refugio (2017) o la coreada Tanto (2012). "Tenía miedo de volver al escenario después de un tiempo porque quería dar el máximo ante un público que se lo merece", confesó. Desde luego se entregó al acústico de guitarra de Desencuentro (2011) o en la emotiva Tu refugio (2017). Retazos del alma de un Alborán más entregado a su público. Al músico se le da bien resaltar que somos seres sentimentales que caminan a tientas por la cuerda floja de los días.

Compartir el artículo

stats