Kiosco

Diario Córdoba

ENTREVISTA Rafa Sánchez Músico y cantante. Actúa hoy en Córdoba

«Hay mucho de autobiográfico en las canciones de La Unión»

«En este espectáculo he tendido hacia la música clásica, con arreglos muy sinfónicos», asegura

Rafa Sánchez llega hoy con ‘Biografías’ al Palacio de Congresos. CÓRDOBA

Toda una generación de este país tiene su canción favorita de la banda La Unión, desde el mítico Lobo hombre en París, pasando por Sildavia, Más y Más, Fueron los celos o Maracaibo. Y muchas de ellas podrán volver a ser escuchadas en directo por la misma voz, la de Rafa Sánchez, aunque se sentirán de forma distinta, hoy en el Palacio de Congresos de Córdoba. El vocalista del mítico grupo de los ochenta, además de recordar algunos de sus emblemáticos himnos, se acercará al público para repasar su historia y la de una de las mejores bandas del pop español a través de experiencias y anécdotas. En su intervención en el ciclo del Palacio de Congresos Historias a base de música, el cantante confiesa a través de determinadas canciones sus sentimientos y cómo ha ido cambiando su forma de ver la vida a lo largo de estos últimos cuarenta años.

¿En qué consiste ‘Biografías’?

Es un show dirigido a espacios más íntimos, y lo que hago es un repaso cronológico de las canciones que más han ido explicando cómo ha ido cambiando mi vida. Cantando y contando voy dando las claves de mi propia evolución.

Como dice, viene a Córdoba a cantar y contar. De lo primero lo sabemos casi todo, pero, ¿qué conocerá su público de usted mismo?

Básicamente, conocerá cómo un estudiante de Arquitectura de repente se ve metido dentro del show business y llega al número uno, cómo afecta la fama y el éxito, las inseguridades, o cuando las cosas no fueron bien, como cuando salió el segundo álbum, empecé a buscar otros caminos a través de las drogas y el pago que eso tiene.

¿Qué canciones no faltarán?

Empiezo con la primera y con la que comenzó todo, Lobo hombre en París, y también están Sildavia, Dónde estabas en los malos tiempos y algunas canciones que llevan bastante tiempo sin sonar encima de un escenario, pero que por exigencias del guión me venían mucho mejor que otras más exitosas. Y también hay temas de mi etapa en solitario como Vístete princesa o Vampiros.

¿Sonarán de forma diferente?

Sí. Con la colaboración de Fermín Villaescusa, he tendido hacia la música clásica, con arreglos muy sinfónicos, con la visión de, en su momento, interpretarlas con una orquesta. Me encantaría y es uno de mis planes. Ya estoy en contacto con una formación joven y quizá empiece pronto a tantear ese formato.

¿Se siente identificado con algún tema en especial? ¿Hay alguno que marcara especialmente su vida?

Cuando empezamos con el grupo, nos fijábamos en la literatura, en autores como Boris Vian o H. G. Wells, pero conforme fue pasando el tiempo y acabé siendo el letrista del grupo las canciones empiezan a ser un poco autobiográficas. Una de ellas es Berlín, sobre la caída del muro en 1989. Para mí, fueron momentos muy importantes y eso se reflejó en las canciones. Hay mucho de autobiográfico en La Unión.

¿Cuál es el formato del concierto y quién le acompaña en el escenario?

En los teclados y programaciones está Fermín Villaescusa, Mario Cea a la guitarra y César Sanz al frente de las luces y los vídeos, porque el espectáculo también lleva un montaje audiovisual que va describiendo la canción y el momento.

¿Para cuándo un nuevo álbum?

Espero que esté listo el próximo otoño, aunque ya estoy dando a conocer las canciones a través de internet, y en este espectáculo se introducen algunas de ellas.

¿Echa de menos los viejos tiempos?

En esencia, no. La música se mueve siempre por los mismos derroteros, que son los sentimientos y los recuerdos, pero en cuanto a estructura empresarial sí echo de menos los viejos tiempos porque, además, pertenezco a la época más glamurosa del rock, con presupuestos que ahora resultarían obscenos. Tal vez lo que más me ha cambiado la vida ha sido la irrupción de las redes sociales, a las que me he resistido mucho tiempo a entrar, pero no me ha quedado más remedio. Y esto también lo comento en el show.

Pertenece a una generación musical muy importante de este país. ¿Qué opina de la música que se está haciendo ahora?

Insisto en que creo que la esencia sigue intacta. Como digo en Vampiros, no me ha quedado otra que acercarme al mundo de los jóvenes para ver cómo funcionan y, sobre todo, para entenderlos. Los factores han cambiado y el resultado, aunque sea el mismo, va por otro lado.

Aunque lleva mucho tiempo con su carrera en solitario, ¿no echa de menos a sus compañeros de La Unión en el escenario, sobre todo ahora que Mario se ha ido?

Un poco, aunque lo cierto es que siempre me he encontrado muy solo en el escenario. Y en la última temporada había muy mal ambiente, había mucha tensión con Luis, por lo que ahora me siento liberado. Voy con una gente estupenda y el ambiente en la furgoneta es maravilloso y me siento muy cómodo.

Le hemos visto varias veces en Córdoba y en muy distintos escenarios. ¿Recuerda alguno en especial?

Recuerdo un concierto muy especial en el Teatro de la Axerquía, donde se dio una comunión maravillosa con el público. Y también otro en los Jardines del Alcázar, que también fue estupendo. Tengo muchas ganas de volver.

Compartir el artículo

stats