Córdoba ha disfrutado la noche de este miércoles de una velada muy especial a través del programa municipal Cultura en Red, en la que disciplinas artísticas como la música, el teatro, la poesía o el flamenco se han dado cita en cinco rincones de la ciudad para celebrar la noche de San Juan, la más larga del año. El centenario de la Fiesta de los Patios o la reivindicación de la visibilidad de las mujeres han sido el eje de dos de los cinco espectáculos protagonizados por artistas locales que se han desarrollado simultáneamente en muy distintos distritos y que han congregado a un gran número de cordobeses. 

Así, el Molino de San Antonio ha acogido la obra Cien años de patios, donde se resucitan históricas y vivencias de la mano de Gonzalo Herrero, con la intervención de la actriz Jennifer Castro, la bailaora Estrella Terrón, la cantaora Inma de la Vega, el guitarrista Nicolás Díaz Liñán, la violinista Ana Rosa Dávila y el percusionista Daniel Morales Mawe. Los espectadores congregados en este escenario han disfrutado de la historia de una mujer que vuelve al patio cordobés que la vio nacer tras décadas de exilio, y los sentidos la trasportan a su infancia y juventud, a sus amigas y vecinas, sus aromas, sus sonidos y sus costumbres. La vida de la Córdoba que alumbró los primeros concursos de patios resucita a través de sensaciones, de poesía, de música y de danza.

Flamenco, copla, cuentos y música de cine para la la noche de San Juan en Córdoba Manuel Murillo

Música de cine

Mientras tanto, en los Jardines del Duque de Rivas se ha puesto en escena el musical Toreras, que, bajo la dirección de Alejandro Bueno y la autoría de la historiadora del arte Pepa Muñoz, propone un relato sobre la historia de mujeres que fueron incomprendidas y boicoteadas por sus propios compañeros. Este espectáculo ha contado con la intervención de María José Romero, al cante, acompañada por Tete Pineda. Así se ha recordado a la cordobesa María Gómez, a la chilena Conchita Cintrón y a, la madrileña Cristina Sánchez, mujeres, que quisieron abrirse paso con valentía en un mundo de hombres.

'Córdoba es de cine', un musical creado e interpretado por el pianista Alberto de Paz. FRANCISCO GONZÁLEZ

Por su parte, el solar entre las calles Teruel y Juan Martínez Cerrillo ha sido el escenario de Córdoba es de cine, un musical creado e interpretado por el pianista Alberto de Paz, mientras en el Parque de Fidiana se ha contado con el montaje Cuentos sefardíes, que ha puesto en escena la compañía cordobesa Uno Teatro. Por último, al Parque de Miralbaida ha llegado el montaje Plazuela de los gitanos, donde, bajo la dirección de Laureana Granados, se rinde homenaje a uno de los lugares clave en la historia del flamenco de Córdoba, la plazuela de la Alhóndiga, la de los Gitanos, cuna de la célebre bailaora Ana Carrillo La Tomata.