La cartelera teatral del mes de abril en los escenarios cordobeses ofrece muy distintas propuestas, entre las que destaca la reciente versión de José Carlos Plaza sobre el clásico de García Lorca La Casa de Bernarda Alba, que tiene como aliciente añadido el hecho de contar con un elenco formado por ocho premiadas actrices, con una gran trayectoria en teatro, televisión y cine. Ana Fernández, Luisa Gavasa, Ruth Gabriel, Zaira Montes, Rosario Pardo, Montse Peidró, Marina Salas y Consuelo Trujillo darán vida sobre las tablas del Gran Teatro, el día 17, a las 18.00 horas, al texto del poeta y dramaturgo granadino, al que Plaza, que ha dirigido más de cien obras y cuenta con el Premio Nacional de Teatro, da una visión que incide en la posición de la mujer en la sociedad con sus techos de cristal, diferencias salariales y su indefensión física ante la violencia provenga de donde provenga.

Pero antes, concretamente el próximo sábado, y dentro del ciclo Creado en Córdoba, se podrá disfrutar en el Teatro Góngora, a las 18.00 horas, de la obra Sopor, de Cia La Meknik, una función de teatro en movimiento que nace de la necesidad de expresar, plasmar y dar vida a la vida y a la vida y a muerte. Todo un viaje de miedos, valentías, preguntas y respuestas.

El sábado 24 llegará al Gran teatro Susan y el diablo, del dramaturgo cordobés Chema Cardeña, que se adentra en la madrugada del 9 de agosto de 1969, cuando cuatro miembros de la denominada familia Manson entraron en una casa de Cielo Drive, en Los Ángeles, donde se encontraba la actriz Sharon Tate embarazada de ocho meses, acompañada por tres amigos. Los asaltantes mataron a todos los presentes en aquella casa, en una masacre cruel y salvaje que conmocionó a la sociedad del momento. Los asesinos fueron detenidos y condenados a cadena perpetua. Será una oportunidad de ver de nuevo en los escenarios a María José Goyanes, a la que acompañan Manuel Valls y Marisa la Hoz.

Por su parte, Acróbata y arlequín, de la compañía La Maquiné, se podrá disfrutar en el Teatro Góngora el día 25. Destinado al público familiar, en esta función el circo es protagonista a través de Pablo, un joven vagabundo que vive en la calle pasando hambre y frío. Un día, un circo llega a la ciudad y el joven queda fascinado por este mundo de encantamiento, magia y emoción.

Por último, el día 29, y después de ser aplazada, se pondrá en escena, en el Teatro Góngora, el montaje de danza La desnudez, de la compañía de Daniel Abreu. Es una propuesta poética sobre el saber quererse. En escena, dos figuras apuntando una idea de polaridad y de viaje desde la muerte al amor, a las que acompaña la música. «La desnudez es un acto de muerte, como la exhalación, sacarlo todo para que empiece algo nuevo y al mismo tiempo la desnudez es construir con la ilusión de que esto era lo definitivo», explican sus responsables, para los que «la desnudez responde a ese lugar de intimidad, donde ya no existen las preguntas».