La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, trazó como los ejes de su trabajo al frente de la Consejería "el diálogo, el consenso, la transparencia y la optimización de recursos", la colaboración público-privada y el ciudadano como "centro de atención de la política cultural". En este sentido, anunció que facilitará la participación de los ciudadanos en la vida cultural reforzando y extendiendo programas como Enrédate, y creando un Catálogo de Espacios y Recursos Culturales a disposición de los emprendedores culturales.

En su discurso, Aguilar ensalzó el papel de las bibliotecas públicas, de las orquestas andaluzas, del tejido asociativo de la cultura --en concreto, de las peñas flamencas--, y también de los museos. En torno a este asunto, afirmó que la Consejería trabaja estrechamente con el Ministerio de Cultura para alcanzar los acuerdos que permitan la pronta apertura del Museo de Málaga, y apeló al diálogo y al cumplimiento de los acuerdos por parte de las instituciones para la apertura del Museo de Arte Ibero de Jaén.

Aguilar reiteró que incluirá la perspectiva de género en las políticas culturales y destacó la transversalidad como una seña de identidad de la cultura. Anunció medidas para el sector del libro, un plan de asistencia a ferias y mercados internacionales para empresas y compañías de música, danza, teatro, circo y flamenco y la creación del Consejo Andaluz de la Cultura. También planteó la necesidad de un IVA unificado y reducido para la cultura.