El historiador y subdelegado del Gobierno en Córdoba Juan José Primo Jurado acaba de publicar La Córdoba de Manolete (Almuzara), una obra que dio a conocer ayer en la Feria del Libro afirmando que "no se puede entender a Manolete sin Córdoba y a Córdoba sin Manolete".

En este sentido, recuerda que este torero estuvo marcado por su ciudad, "que solo lo alabó tras su muerte y hoy lo reivindica como un personaje universal", y explica que en su libro recoge las décadas de los años 30, 40 y 50, un periodo de posguerra en el que la ciudad "pugnaba por salir adelante tras el enfrentamiento entre hermanos". Primo Jurado recuerda que se trata de la Córdoba de las carreras de motos en La Victoria, del Bar Dunia, de la Librería Luque, del Grupo Cántico o de la Facultad de Veterinaria, y en su obra ha incluido fotografías históricas "sin las que no tendría sentido".

Así, señala que para elaborarla "me he basado muchísimo en la hemeroteca de Diario Córdoba" y destaca que hace unos años, la misma editorial le ofreció la posibilidad de escribir La Córdoba de Julio Romero . En cuanto al esfuerzo para compatibilizar su responsabilidad pública con la faceta de escritor, el autor avanza que la tarea de subdelegado del Gobierno "es algo que terminará, pero no la de historiador, que es mi profesión, mientras que la de escritor es mi vocación".