La biblioteca de Pepe Espaliú fue donada por deseo del artista cordobés al centro Arteleku de San Sebastián tras su muerte en 1993. Veinte años después, los 4.500 volúmenes y documentos que la conforman serán trasladados al museo que lleva el nombre del escultor y pintor en su ciudad natal. "Es su sitio natural, donde sin duda deben estar esos fondos, aunque también sentimos pena por perderlos", dijo ayer la directora de Cultura de la Diputación de Gipuzkoa, Garazi López de Etxezarreta, durante la firma de un convenio con el hermano del artista, Manuel Espaliú, que permitirá la vuelta de la biblioteca a la familia.

El Centro Documental de Arte y Arquitectura Contemporánea Pepe Espaliú de Córdoba, inaugurado en octubre del 2010, se "enriquecerá" ahora con la llegada de esta extensa biblioteca, compuesta fundamentalmente por libros de arte, literatura y filosofía, señaló el hermano del escultor. Son textos, dijo López de Etxezarreta que reflejan fielmente la vida, gustos, aficiones y estudios de un artista conceptual, que murió de sida y que vio cómo se le abrían las puertas del centro de arte contemporáneo donostiarra en una época en la que en Córdoba eran "impensables" lugares como Arteleku.

Espaliú llegó a San Sebastián en 1989 para participar en un taller dirigido por Juan Muñoz y tres años después él estuvo al frente de otro titulado La voluntad residual: Parábolas del desenlace . La acción más conocida que desarrolló durante esa estancia, y que luego repitió en Madrid con gran repercusión, fue la performance Carrying , en la que una cadena humana iba transportado por el centro de San Sebastián, en plena celebración del Festival de Cine en 1992, al propio artista, que de esta forma sacó a la luz uno de los problemas que más preocupación social causaban en aquella época, como era la pandemia del sida.

Tras su muerte en noviembre del año siguiente, el padre de Espaliú hizo realidad los deseos de su hijo y en 1994 firmó un convenio por el que Arteleku se convertía en la sede de su biblioteca. Manuel Espaliú destacó ayer el trabajo que ha hecho el centro donostiarra con esos fondos, por lo que todos los archivos que salgan de San Sebastián se mantendrán en Córdoba "tal y como están" porque su organización "es inmejorable".

La presentación pública de la biblioteca en Córdoba tendrá lugar en junio, cuando se haya instalado todo el material, que además no ha resultado afectado por las inundaciones registradas en Arteleku durante uno de los pasados temporales al estar situados los fondos en el piso superior del edificio, que ya se encuentra en fase de desmantelamiento. El hermano del artista destacó que la llegada de esta biblioteca dará "un empujón" al El Centro Documental de Arte y Arquitectura Contemporánea Pepe Espaliú, integrado en el circuito de museos de Córdoba.