El escritor, economista y académico José Luis Sampedro, de 94 años de edad, obtuvo ayer el Premio Nacional de las Letras, concedido por el Ministerio de Cultura en reconocimiento a su trayectoria literaria y al conjunto de la obra de un autor español.

El humanista conoció la noticia de este premio, el más prestigioso de las letras españolas tras el Cervantes y dotado con 40.000 euros, cuando viajaba junto a su mujer, Olga Lucas, desde Madrid a Mijas (Málaga), localidad donde residen parte del año. "José Luis está muy contento, pero ya saben que por teléfono nunca se pone", comentó Olga Lucas, que afirmó asimismo que el escritor había dicho a la ministra de Cultura, Angeles González--Sinde, en palabras textuales: "Estoy muy satisfecho, muy contento y muchas gracias".

Este autor ha demostrado su compromiso en numerosas ocasiones y últimamente lo ha hecho con su apoyo a los indignados y el movimiento 15--M. Así, Sampedro escribió también el prólogo de la edición española del libro Indignaos , del francés Stéphane Hessel.

Fuentes del jurado de este galardón han señalado que Sampedro se ha alzado finalmente con el reconocimiento porque todos los miembros han valorado que es una persona con una larga trayectoria en la que ha combinado muchos intereses, tanto en la narrativa como en la economía y también en su preocupación social.

"Había muchos candidatos valiosos, pero hemos considerado que a la valía de Sampedro había que añadir que su obra ya está cerrada por su edad tan avanzada, y su carácter humanista. Sampedro es uno de los grandes humanistas de este país con una trayectoria brillante como escritor, con novelas espléndidas. Además, hemos valorado su capacidad y compromiso crítico", indicó la fuente citada. A la recta final de este prestigioso premio, que ha sido "muy reñido", han llegado los escritores Juan Eduardo Zúñiga (finalista en varias ocasiones) y Carme Riera.

Economista, escritor, catedrático de Estructura Económica, ex senador y miembro de la Real Academia Española desde 1990, José Luis Sampedro (Barcelona, 1917) ha desarrollado una intensa labor como profesor, novelista y humanista, que lo cualifica como uno de los más importantes escritores vivos en lengua castellana, así como una referencia intelectual y moral de primer orden en la España de la segunda mitad del siglo XX.

El autor de La sonrisa etrusca ha conciliado el desempeño de altos cargos administrativos y académicos en el área económica con una reconocida producción literaria. "En todas estas facetas ha alcanzado la aceptación del gran público y el reconocimiento y respeto de la crítica especializada", ha destacado el Ministerio de Cultura al informar del premio.

Sampedro "aboga por una economía más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos", ha remarcado Cultura. De este modo, el autor ha escrito obras como Principios prácticos de localización industrial (1957), Conciencia del subdesarrollo (1973), El mercado y la globalización (2002) y Sobre política, mercado y convivencia (2006).