Luis Tosar y Piti Sanz, dos artistas con un sólida carrera en el cine, el teatro y la televisión, han dado forma al primer trabajo del grupo de rock Di Elas, cuyo álbum de debut está impregnado por "cierta melancolía", según reconoció ayer el ganador de tres premios Goya. El germen de Di Elas hay que buscarlo en Los contentos, una banda de Lugo que facilitó la creación de otras formaciones de rock. Su líder, Piti Sanz, fue un ejemplo para Tosar, quien se declara "fan y groupie " del músico. "La idea estaba más centrada en el directo. Por eso la elección de tocar versiones para no complicarnos la vida", admite el actor lucense, capaz de interpretar temas de Suzanne Vega, Cyndi Lauper, ABBA y Blondie, entre otras, una opción que les sirvió para dar con "un concepto de grupo".

Ese era "un camino divertido y que nos apetecía, pero la banda era seria porque ensayábamos", añade Tosar, que tiene la sensación de que cuando hay composición propia "la cosa se pone más trascendental". El espíritu celta también se deja ver en el álbum homónimo de Di Elas, donde caben incluso cantos de origen irlandés a cargo de Tosar, que habla de una "cierta melancolía en todo el disco".