Un total de 28 acuarelas componen la exposición del Premio Gaudí 2009, un certamen organizado por la Fundación Cajasur y el Centro Catalán de Córdoba. La muestra, que se inauguró ayer, recoge las obras más destacables de las 73 que se presentaron al concurso, que goza de elevado prestigio entre los círculos artísticos españolas.

Además de las piezas premiadas, se pueden contemplar otras obras de artistas cordobeses como María Teresa León con Hacia la orilla --que cambia respecto a sus trabajos anteriores--, nacionales como Francisco Bocanegra Espinosa con Noche de los acantilados de Santa Cruz , e internacionales como Klaus Ohnsmann con Torre , que destaca por su realismo.

Javier Cebrián, responsable del Area de Cultura de la Fundación Cajasur, manifestó a este periódico que esta edición hay varias obras "que se salen de lo normal" y los premios "impresionan".

El ganador de este año, Ismael Mansilla, que recogerá el galardón el 4 de diciembre, asistió al acto de apertura de la colección y mostró su interés por conocer las obras del resto de participantes en el certamen, ya que "es un premio que tiene mucha entidad porque lleva 25 años celebrándose".

Asimismo, esta exposición significa un paso adelante para el artista, porque "supone quitarme el pudor y enfrentarme a lo que opina un jurado y aquellos que van a ver mi obra". "Me considero un hombre apasionado por lo que hace, que es absorber todo lo que hace el mundo artístico", concluyó el premiado.