Esta noche se inicia el ciclo Noches de Teatro en Viana, que patrocina la Fundación Cajasur con la colaboración de las compañías cordobesas Ñaque Teatro y Uno Teatro. Estos grupos teatrales pondrán en escena a partir de esta noche y durante los días 25, 26 y 31 de julio las obras Novecento , de Alessandro Baricco, Cyrano de Bergerac , de Edmond Rostand --que se representará los días 25 y 26-- y Farsa de Maese Pathelin , anónimo --día 31--, que cerrará el ciclo. Todos los actos comenzarán a las 22.00 horas en el Patio de Columnas y la entrada será libre hasta completar el aforo.

José Antonio Ortiz, coordinador del ciclo y director de escena de las tres obras que se representarán en el Palacio de Viana, declaró ayer a este periódico que "la idea surge a raíz de la desaparición del ciclo Festival de Teatro en los patios, que se ha venido celebrando durante los últimos años en Córdoba en diversos escenarios", como el Palacio de Viana, la Axerquía o Patio de los Naranjos de la Mezquita. Al parecer, el Consorcio de Turismo comunicó a principios de año que no se había programado el ciclo para este verano. Ortiz manifestó que "Córdoba se quedaba sin su tradicional y exitoso ciclo, perdiéndose el Festival de Teatro en los Patios". Explicó el responsable de la producción que el de ahora lo ha asumido enteramente Cajasur sin ningún otro apoyo institucional.

José Antonio Ortiz manifestó que el presupuesto de un evento de estas características no es muy grande, a pesar de que los actores son profesionales.

La obra que estrena esta noche el ciclo, Novecento , de Alessandro Baricco, es una producción de la compañía cordobesa Ñaque Teatro, y cuenta la vida de un pianista excepcional, nacido en un barco, criado por marineros y que nunca ha bajado del trasatlántico que recorre, a principios de siglo XX, las rutas de emigrantes y millonarios entre América y Europa. T. D. Lemon Novecento no existe para el mundo: no hay ciudad, parroquia, hospital, cárcel o equipo de fútbol que tenga escrito su nombre por alguna parte. No tiene patria, no tiene fecha de nacimiento, no tiene familia y oficialmente no ha nacido nunca. Solamente tiene su música. Una música tan extraordinaria como su propia historia.

Este montaje veterano de Ñaque Teatro se ha llevado ya a diversas ciudades de la geografía española, incluido Madrid, donde obtuvo un gran éxito durante un mes.

La interpretación es realizada por el actor cordobés Ricardo Luna, con música compuesta por el pianista Alberto de Paz, que la interpreta en directo.

La escenografía es de Francisco Ortiz, el diseño de iluminación, de Jesús Mesa, y la dirección de escena es del propio José Antonio Ortiz.