El fondo de Viana, que reúne en Córdoba documentos de veintidós títulos nobiliarios, abrirá sus puertas a los investigadores en noviembre, tras nueve años de catalogación y digitalización.

El director del Archivo Histórico de Viana, propiedad de la Fundación Cajasur, Juan José Primo Jurado, explicó ayer que también está previsto que en diciembre se abra el fondo documental Torres Cabrera, que cuenta con los documentos de dos títulos nobiliarios.

En total, los dos fondos componen en el Archivo Histórico de Viana, que aportan unas 13.000 fichas de bases de datos, la mayoría procedentes del fondo de Viana, que dispone de 700 legajos y unas cien cajas de documentos, mientras que el fondo de Torres Cabrera tiene sesenta cajas.

El Archivo Histórico de Viana se convertirá en el segundo más importante de Andalucía dedicado a los títulos nobiliarios, tan sólo superado por el de Medinaceli.

El Fondo de Viana está distribuido en seis salas, en las que los documentos estaban ordenados por sus antiguos propietarios en 714 legajos y 171 cajas de zinc, donde se guardaban, además de la información relacionada con los títulos nobiliarios, 877 testamentos y mayorazgos desde el siglo XIII, 868 pergaminos que hacen referencia a la monarquía española desde la Edad Media y 39 sellos de plomo referidos a reyes de España y papas, entre otros. Además, el texto más antiguo que se conserva en el Palacio de Viana es un privilegio rogado de la reina Doña Urraca, monarca de León, que está fechado en 1109, mientras que otros documentos de gran valor histórico son una colección de 300 fotografías, oficiales y privadas, del rey Alfonso XIII, ya que José Saavedra y Salamanca, marqués de Viana entre 1870 y 1927, fue jefe de Palacio del rey.