Para mayores, para amigos, para jóvenes y también para niños. Para amantes del flamenco, puristas, vanguardistas y curiosos. La Noche Blanca del Flamenco es para todos. El objetivo: un espectáculo vivo que luzca cada año más. Las expectativas son muy positivas y se prevé que se multipliquen las visitas de cordobeses y, sobre todo, de no cordobeses. Lo importante es que nunca se pierda la originalidad de un evento made in Córdoba, que ha aumentado en número de artistas pero que ha congelado la inversión en tiempos de crisis (600.000 euros). Con 100.000 folletos informativos, ahora solo queda esperar al día 20 para echarnos a las calles y disfrutar vestidos de blanco con nuestros pañuelos solidarios. Sin olvidar a esos rostros que no se ven pero que harán realidad esta velada.