La Fundación Prasa prepara exhibir su colección privada de óleos de Julio Romero de Torres la próxima primavera en el Círculo de la Amistad de Córdoba en la exposición que se realizará conjuntamente con el Ayuntamiento en conmemoración del 75 aniversario de la muerte del pintor. La Fundación Prasa tiene un total de once Romero de Torres siendo el último de su colección La niña de las naranjas o La niña de la calle Armas , adquirido este pasado lunes por 250.000 euros en una subasta de la casa Durán.

"La Fundación Prasa posee once cuadros de Julio Romero de Torres y, desde luego, no se van a exponer todos, porque muchos de ellos se encuentran en proceso de restauración. En total, se exhibirán unos siete u ocho de los quince que compondrán la muestra", explicó ayer el director de la Fundación Prasa, Joaquín Criado Costa.

Respecto a La niña de las naranjas , Joaquín Criado Costa no quiso ayer decantarse sobre si Córdoba lo podrá contemplar la próxima primavera o no, puesto que precisa ser examinado por expertos y determinar si es necesaria o no la restauración del lienzo.

Entre los cuadros que forman parte de la colección de Romero de Torres de la Fundación Prasa se encuentran La consagración de la copla , Las dos sendas , Mal de amores , Carmen y La bella Otero .

Tres son los comisarios de la futura muestra en la que los cordobeses verán más de una obra inédita en la ciudad de Romero de Torres: Mercedes Valverde, directora de los museos municipales; Ana Verdú, directora del Archivo municipal; y Joaquín Criado Costa. Además de los Romero de Torres de Prasa se exhibirán otras obras del pintor de colecciones privadas nacionales.

Por otra parte, el teniente de alcalde de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, Luis Rodríguez, reconoció ayer que esta Administración local carece de fondos suficientes para poder adquirir cuadros de Julio Romero de Torres en subastas, dado el alto precio que están alcanzando, aunque se alegró de que La niña de las naranjas "esté en nuestra ciudad" y felicitó a la Fundación Prasa por la adquisición.

"Las instituciones públicas tenemos unos límites económicos y es una gran frustración el verificar que no podemos alcanzar los precios por los que se adjudican las obras", afirmó Luis Rodríguez.

También la directora de los museos municipales, Mercedes Valverde, se alegró ayer de que La niña de las naranjas venga para Córdoba, aunque --apuntó-- "es una lástima que no sea una institución pública la que la haya adquirido".

La directora descartó la posibilidad de que el museo acoja muestras temporales debido a la carencia absoluta de espacio que padece el edificio, puesto que para "colgar un cuadro hay que descolgar otro y no tenemos almacén. La falta de espacio es el mal congénito del Museo Romero de Torres".

Según explicó la directora, es preciso que el edificio del museo se amplíe si se quiere que la ciudad cuente con un recinto "joven y moderno" para poder contar con espacio para exhibir nuevos cuadros, propiedad o no del Ayuntamiento, salas para restauración y almacén.

Sin embargo, el Museo Julio Romero de Torres tiene muy difícil la ampliación, puesto que hacia su derecha tiene una tienda de regalos de la Junta de Andalucía; hacia su izquierda, la casa familiar de los Romero de Torres, propiedad de la Diputación, cerrada desde que muriera la hermana del artista en 1990; y al frente, el patio.

Hoy, se subasta en Sevilla el óleo de Julio Romero La Fornarina por el centro Arte, Información y Gestión del Centro Cultural El Monte en Sevilla. El óleo, de pequeño formato, es el retrato de la modelo Ana Ruiz.