El término Rihla significa viaje imaginario. Un itinerario con un amplio propósito cultural que plantea hilvanar a través de la música el sur de España y Marruecos despegando de un pasado histórico común y la pertenencia a un espacio geográfico de características muy similares. Así es como la delegada de Cultura de la Junta de Andalucía, Mercedes Mudarra, presentó esta iniciativa ayer en rueda de prensa.

El hilo conductor de este viaje radica en las primeras manifestaciones sonoras que comparten la música andalusí y el flamenco. Este apoyo de la Consejería de Cultura, a través de la Dirección General de Bienes Culturales, parte de "una política más extensa que la Junta de Andalucía emprendió en el 2003 con la propuesta del flamenco como Patrimonio de la Humanidad de carácter inmaterial", es decir, como "depositario de un sentido a la vez social, político, cultural, económico y filosófico", no tangible, apuntó Mudarra. Al respecto, el jefe del Servicio de Investigaciones de Bienes Culturales, Carlos Sánchez de las Heras, se refirió a la "necesidad de desarrollar estos aspectos inmateriales porque se trata precisamente de los más frágiles en el tiempo".

Para rehabilitar esas Huellas de la memoria , frase que denomina el subtítulo del proyecto, Sánchez de las Heras propuso diversas líneas de estudio y actuación que ponen de manifiesto las similitudes entre los dos territorios y que conllevan la construcción de un patrimonio hermanado. El paisaje y los flujos migratorios desde Marruecos a la Península, potenciaron, en su opinión, tradiciones análogas como la simbología culinaria, la literatura de tradición oral, la artesanía, el atuendo, el legado lingüístico y toponímico y, por supuesto, la música.

Por su parte, el concejal de Festejos del Ayuntamiento de Córdoba, Marcelino Ferrero, afirmó que Rihla simboliza la "antesala perfecta para la celebración del Año Flamenco en 2006", que coincidirá con el cincuenta aniversario del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba.

El ámbito geográfico del proyecto abarca toda Andalucía, con Cádiz y Antequera como prioritarias después de Córdoba. En cuanto a Marruecos, aunque su territorio no es elegible a los efectos de intervención directa, se ha considerado importante incluir algunas poblaciones del norte como Alcázarseguir, Arcila, Tetuán, Tánger, Xauen, Larache y Alcázarquivir.

El periplo musical de Rihla comienza esta noche a las 21 horas en el Gran Teatro. Con él, se pretende recrear el ambiente de un futuro lugar imaginario en el que han convivido durante tiempo instrumentos y músicos de las dos culturas.