´LA VENTA DEL QUESO´

Autor: Borja Rodríguez

Compañía: ´Bocanegra Teatro´ con Susana Lucena y Gumiel de Hizán

Dirección: Isidro Rodríguez Gallardo

Gran Teatro: 19-3-04

El montaje La Venta del Queso es una obra de Borja Rodríguez con la que la compañía cordobesa Bocanegra Teatro participa en la programación del ciclo Espacio Andaluz del Gran Teatro. La obra es una especie de cuento de terror, en el que una madre y su hija matan, guisan y se comen a todo aquel desgraciado que se aloje en su destartalada posada en medio de la sierra de Córdoba, cerca de Fuenteobejuna y próximo a Extremadura.

La historia podría prestarse para el misterio, la intriga y el suspense, pero ello no se muestra en el escenario, pues estas cualidades del relato o cuento de terror, requieren intensidad y dosificación emocional, algo en lo que se muestra débil la representación. Hay carencia de ritmo y ello da como resultado un desarrollo relajado en la interpretación actoral, cuando la acción requeriría más nervio. Los actores tienen capacidad y muestran buenas condiciones, pero los acontecimientos discurren con leve interés. Posiblemente la deficiencia básica de la función sea la dramaturgia. El texto está bien redactado, recuerda las fantasías de Francisco Nieva, aunque sin tanto relampagueo ni chispa como tiene el autor manchego, pero es un argumento que no va a ninguna parte, que queda en la anécdota truculenta y en algunas dosis de humor negro. Se echa en falta un contenido más alegórico, más metafórico, para no asistir a la función con sensación de banalidad.

La plástica del espectáculo es la propia de una posada ruinosa, siniestra.

Se plasma por medio de sencillos elementos, de tratamiento raído y desgarbado, como lo es el vestuario, sobre todo el de las dos mujeres.

La dirección ha dado a la puesta en escena un tratamiento tenebrista. Las dos escenas iluminadas por flashes están ilustradas por músicas contemporáneas que descontextualizan la acción bruscamente, además de ser incómoda para la vista la duración del efecto flash. Bocanegra Teatro , con esta producción, no alcanza el nivel de El sol apagado . Seguro que ello no es obstáculo para que nos ofrezca otros óptimos resultados.