POESÍA

Amanecidas

Juan Javier Ortigosa.

Juan Javier Ortigosa. / CÓRDOBA

Carmen Canet

Con un título tan esperanzador, ‘Voluntad de amanecer’, se presenta este primer poemario de Juan Javier Ortigosa, un libro de búsquedas, de miradas, de sueños, de reflexiones sobre la vida, el tiempo, el propio lenguaje, la familia, el amor, de las decepciones con las que tropezamos en la vida, pero de las que se sale.

Juan Javier Ortigosa (Olula del Río, Almería, 1997), graduado en Filología Hispánica por la Universidad de Granada, cursando el grado de Literaturas comparadas. Ha participado en varias antologías, en un disco, ha prologado un cuadernillo ‘Aunque sea por escrito’ (2019), dedicado a Javier Egea. Colaborador de festivales de poesía y lecturas colectivas.

En la contracubierta del libro, Luis García Montero apunta que «Juan Javier Ortigosa sabe, porque es un buen lector, que es triste recordar el pasado cuando va a hacerse de día. Por eso escribe con voluntad de amanecer y asume una batalla sin gritos, una épica de la intimidad». Es una edición cuidada a cargo de la editorial Sonámbulos, acompaña la cubierta una fotografía de Juan Miguel Galera.

Con estas dos citas significativas abre el libro: «Tout notre mal vient de ne pouvoir être seuls», de Jean de la Bruyère, y «Hoy sólo sé que existo y amanece», de Javier Egea, que enlazan con las cuatro secciones en las que está estructurado el volumen. Unas partes de una poesía medida que va narrando a modo de capítulos sobre los temas recurrentes de la literatura, que el poeta a pesar de su juventud ya vislumbra y nos alerta con su escritura cercana y cómplice sobre los claroscuros que se presentan en la existencia («Porque vivir a menudo desengaña,/ y uno descubre así,/ lo que los libros callan»).

Con guiños a la poesía de la experiencia late un gusto por lo clásico. Ortigosa es un poeta que sabe escuchar las voces, que aprende de los maestros clásicos y contemporáneos y eso se refleja en su obra, en donde con su impronta marca su estilo en donde lo íntimo y lo cotidiano son el hilo conductor de sus versos.

Repasemos algunos, en el primer poema: «Las carencias del verbo», título que juega con el de la antología de Jaime Gil de Biedma, trata de plantear el carácter restrictivo del lenguaje, de la necesidad de profundizarlo y cuestionarlo. En otro, «No soy yo eres tú», crítica las redes en el sentido de que todo debe difundirse públicamente. De «Para escribirte una carta», extrae el título del libro («como un crepúsculo/ con voluntad de amanecer»). En el último poema, «Si el poeta fuese algo más que poeta», a modo de coda, es un juego aparentemente ligero pero que vislumbra la hondura de las historias que cuenta a lo largo de todo el poemario («dejaré la puerta abierta/ por si acaso»).

Así, J.J. Ortigosa traza en sus poemas todo un atlas de geografía humana con una cartografía de palabras-refugio en donde el diálogo tiene la voluntad de acercarnos.

‘Con voluntad de amanecer’.

Autor: Juan Javier Ortigosa

Editorial: Sonámbulos Ediciones (Granada 2022)

Suscríbete para seguir leyendo