LOS EMPRESARIOS DEL CENTRO

A la última

Esta peluquería ha apostado por la formación, la innovación y la calidad desde que abrió en 1980

La firma Lola Jiménez lleva más de 40 años ofreciendo un servicio de calidad, muy profesional y especializado. | MANUEL MURILLO

La firma Lola Jiménez lleva más de 40 años ofreciendo un servicio de calidad, muy profesional y especializado. | MANUEL MURILLO

En 1976, Lola Jiménez abrió su primera peluquería en la calle Tinte. Casi veinte años más tarde, en 1995, abrió un nuevo salón en el Pasaje Riyard (Ronda de los Tejares), con una zona en la planta alta para la estética. En un año, el local se quedó pequeño y la firma amplió espacio con dos locales más. En 2002 trasladaría la peluquería de la calle Tinte a Ronda de los Mártires y abriría el local que ocupa actualmente en la calle Málaga y en el que en 2013 reunificó todos los establecimientos a los que en 1996 se había incorporado la academia de peluquería ubicada en la plaza Pontevedra, homologada por la Junta de Andalucía para cursos de peluquería, estética, estilismo y asesoría de imagen.

A la

Interior peluquería Lola Jiménez / Manuel Murillo

La formación, de hecho, ha sido y sigue siendo una constante en este negocio familiar que ya está dando paso a la nueva generación, la de la hija de Lola, María Álvarez, quien pretende mantener la esencia del negocio que fundó su madre sin dejar de innovar. «Las dos entendemos el negocio igual», dice la sucesora de Lola Jiménez.

A la

Equipo peluquería Lola Jiménez / Manuel Murillo

Esa es otra de las claves de la firma, que ha sabido adaptarse a las nuevas tendencias y demandas de su clientela. «Al fin y al cabo, cada generación tiene sus necesidades y gustos, porque la peluquería y la estética es moda y la moda cambia y hay que adaptarse», señala María Álvarez.

En este sentido, Lola Jiménez subraya que «siempre hemos procurado estar al día, estar preparados y ofrecer un servicio de calidad. Ahí está otro de los pilares de la empresa: El servicio personalizado, cuidado y muy profesional.

«En los años 80 y 90, la clientela era fiel a su peluquera de toda la vida pero ahora la clientela valora más la profesionalidad, la técnica, la preparación», dice Jiménez quien afirma que «la peluquería ha cambiado mucho, ahora se exige especialización» y eso es lo que ofrecen en el local de la calle Málaga, al que se trasladaron en 2013, tras unificar los cuatro establecimientos y clausurar la academia de la que han salido muchos de los y las profesionales que hoy ejercen la profesión en Córdoba. «Me da mucha alegría cuando veo a alumnas que han salido del centro al frente de peluquerías de éxito. Como profesional es todo un orgullo», admite Lola Jiménez, que supo aprovechar los años de bonanza económica para ampliar su negocio.

Lola Jiménez es una peluquería familiar pero de alta profesionalización

Siempre a la última

Lola Jiménez puso en marcha un negocio familiar en el que ha trabajado junto a sus hermanas y que ha llegado a dar empleo a entre doce y dieciocho personas en el momento de mayor expansión.

Desde que inició su andadura hace más de cuarenta años, la firma ha ofrecido tanto servicios de peluquería como de belleza y estética tanto para hombres como para mujeres y puede presumir de contar con una clientela habitual que no acude a su establecimiento por costumbre, sino «porque saben que les vamos a dar lo de última tendencia», remarca Jiménez quien apunta que lo más demandado en el ámbito de la estética son las uñas, que «han experimentado un cambio tremendo», el ‘lifting’ de pestañas o el ‘microblading’.

La gente busca especialización y perfección y eso es lo que ofrecen en Lola Jiménez. La fundadora se especializó en corte mientras que su sucesora lo ha hecho en coloración, pero ofrecen especialización en todos los servicios que oferta. «Esto no es una peluquería de servicio rápido. Queremos que el cliente viva una experiencia, que perciban que tenemos el conocimiento y sabemos lo que hacemos», resalta María, quien cree que es importante «dar importancia a nuestro trabajo» porque se invierte mucho esfuerzo en estar actualizados y responder a lo que el cliente demanda.

Así, la firma ofrece todo tipo de servicios en peluquería, posticería -extensiones, pelucas y prótesis capilares- y estética -maquillaje, depilación y tratamientos faciales-. En especial, Lola Jiménez, que ha sido estilista oficial del certamen de Miss y Mister Córdoba, ofrece estilismo integral para novias, incluyendo tratamientos estéticos, maquillaje y peluquería.•