Kiosco

Diario Córdoba

EFECTOS DE LA PANDEMIA

La venta de test de autodiagnóstico del covid se triplica en las farmacias de Córdoba

El incremento de las interacciones sociales, fruto del mayor número de celebraciones festivas o familiares, unido al descenso del uso de la mascarilla, ha disparado la necesidad de hacerse la prueba

Cajas de test de antígenos. CÓRDOBA

Desde el final de la Semana Santa, el Colegio de Farmacéuticos de Córdoba ha venido registrando un incremento progresivo en la venta de test de antígenos para la detección del coronavirus, coincidiendo con un aumento de contagios, que al ser más leves o asintomáticos o pertenecer a población no vulnerable o menor de 60 años, no están siendo registrados en su mayoría por las autoridades sanitarias. El presidente de esta institución, Rafael Casaño, estima que en estas últimas semanas en las farmacias de Córdoba se han triplicado las ventas de este producto de autodiagnóstico, a la vez que siguen aumentado las interacciones entre la población.

La alta cifra actual de test comercializados por las farmacias contrasta con los bajos niveles de venta que se dieron justo después que terminara el repunte de incidencia que supuso la variante ómicron del covid entre diciembre y enero, expone Rafael Casaño. El presidente de los farmacéuticos cordobeses recuerda que la realización de pruebas de coronavirus con cargo a la sanidad pública se lleva a cabo principalmente a mayores de 60 años, población vulnerable o profesionales de centros sanitarios o sociosanitarios, por lo que el resto de población que sospecha que puede haberse contagiado se ve obligada a recurrir a la compra de test de autodiagnóstico en cualquier farmacia para conocer si es positivo o no.

El 20 de abril, apenas dos días después de acabar la Semana Santa, dejó de ser obligatorio en España el uso de mascarillas en interiores. Desde entonces y hasta ahora se ha multiplicado la celebración de actividades, con participación masiva de población y poco uso de la mascarilla, como son fiestas populares (cruces, patios, romerías, entre otras), así como eventos sociales que hasta hace unos meses habían contado con menos invitados, como cumpleaños, comuniones o bodas. 

Ante esta situación, que entra dentro de la vuelta a la normalidad debido a la finalización de las restricciones, aunque todavía no se haya acabado la pandemia, Rafael Casaño insta a la población a que se efectúe un autotest si sospecha que ha podido contraer la infección, para que en caso de ser positivo, adopte las medidas preventivas adecuadas para intentar no contagiar a otras personas (uso de la mascarilla, distancia de seguridad, higiene de manos, entre otras). En cuanto al tipo de test más demandado por los cordobeses, Casaño precisa que los test más vendidos son los nasofaríngeos, frente a los de saliva.

Compartir el artículo

stats