El Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Política Territorial han destinado a Córdoba un total de 287.500 mascarillas quirúrgicas a través de entidades sociales y de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), destinadas a colectivos de población más vulnerables. En todo el territorio se distribuirán casi 22 millones.

La distribución de este nuevo envío se coordinará, como viene siendo habitual, a través de la Subdelegación del Gobierno en Córdoba.

Del total de mascarillas de protección, 250.000 irán destinados a ayuntamientos cordobeses, con el compromiso de priorizar en su reparto al personal de los servicios esenciales y colectivos vulnerables, en función de las características y necesidades de los mismos.

Las 37.500 restantes se repartirán entre Cáritas, el Banco de Alimentos, así como entre el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi)