La existencia de un brote de covid en la residencia El Salvador, de Pedroche, que hasta el jueves contaba con 72 casos positivos entre trabajadores y empleados, ha provocado que en apenas una semana la provincia de Córdoba haya pasado de ser la segunda de Andalucía con menos casos positivos de covid en residencias de mayores y otros centros sociosanitarios, un total de 11, a ser actualmente la segunda provincia en la región con más incidencia en este tipo de centros, siendo Málaga la primera.

Con datos cerrados a 27 de julio, el martes pasado, la Consejería de Salud tenía registrados en la provincia 65 casos de covid en residentes, con una persona ingresada, mientras que otros 49 mayores permanecen en situación de aislamiento. Además, hasta la fecha antes citada estaban confirmados 20 positivos covid en trabajadores y otros 7 profesionales en aislamiento. Esto hace una suma de 85 contagios relacionados con las residencias en Córdoba y repartidos en un total de diez centros, tres de ellos den Pozoblanco La mayoría de los casos son asintomáticos o leves, según resaltó el otro día el consejero de Salud, Jesús Aguirre.

En Andalucía había el 27 de julio 255 positivos confirmados en residentes y 155 en trabajadores. En Córdoba una cifra tan alta de contagios en centros sociosanitarios no se daba desde la tercera ola, entre enero y marzo. Sin embargo, en la cuarta ola (entre marzo y junio), como ya estaban todos los residentes vacunados la incidencia del covid fue prácticamente nula en los geriátricos. La variante delta, que es la protagonista de la actual quinta ola por su mayor contagiosidad, es el principal motivo que está causando el repunte de positivos actual en las residencias.

Dónde se concentra la incidencia en Córdoba

Las infecciones de residentes de la provincia, se contabilizan en su mayoría en la residencia de Pedroche, con 62 casos en usuarios y 6 de trabajadores (dato que este jueves subió a 72). Además, una de las afectadas por este brote, una mujer de muy avanzada edad, falleció el miércoles. Aunque, según la Junta, su defunción no se debió al covid sino a otras patologías previas que sufría.

Por su parte, el resto de positivos se reparte entre el centro CAMF de Pozoblanco, con tres contagios de usuarios y cinco de trabajadores; residencia Hermanos Muñoz Cabrera de Pozoblanco (un empleado) y residencia de gravemente afectados (un profesional).

También con un caso de contagio en un trabajador hay varios centros (residencia Fundación Mármol, de Priego; centro residencial San Juan de Dios, de Lucena; residencia DomusVI, de Aguilar; residencia Hogar San Francisco, de Baena, y residencia Nuestra Señora del Valle, de Córdoba). Mientras que en la residencia de discapacidad intelectual de Alcolea hay dos profesionales afectados.