Reportaje

Olímpicos con los juegos de siempre

Cerca de un millar de atletas repartidos en 48 equipos participan este fin de semana en un evento donde la sana competitividad va unida a la convivencia, la amistad y el buen ambiente

Carrera de sacos en las Olimpiadas Rurales de Los Pedroches

J. Francisco Frutos

Las Olimpiadas Rurales de Los Pedroches han puesto de moda muchos juegos que ya estaban perdidos y que con unos utensilios mínimos permiten pasar ratos entretenidos y divertidos.

Desde el viernes y hasta este domingo Añora se revoluciona y sus poco más de 1.500 habitantes ven como la población se multiplica con 960 atletas, 48 equipos, más de 100 voluntarios a lo que hay que sumar los acompañantes y los espectadores.

Y ¿qué tienen juegos como el salto de piola, la cucaña, el garrote, el lanzamiento de adoquín o la carrera de sacos o tirar de la soga para que jóvenes y algún que otro mayor de distintas procedencias no se pierdan por nada del mundo la cita olímpica noriega? Pues sin duda el propio pueblo de Añora con unos vecinos acogedores que abren sus puertas y animan a los visitantes, la organización muy formal de las pruebas, la deportividad sin faltar la competición para sumar puntos en cada juego y de manera sana y el convivir y pasar buenos ratos de baile, de risas, de juegos con la gente del propio equipo con la que se pasan muchas horas no solo este fin de semana sino en las semanas de entrenamientos previos y convivir también con los demás equipos y participantes.

Gente de toda España

Así lo señala Sabino Luna, coordinador de las Olimpiadas, que indica que «hay atletas de toda España y de distintos países, lo que supone una oportunidad única para conocer gente y compartir experiencias».

Luna añade que «aunque el ambiente es festivo los juegos están muy reglados y cada equipo se esfuerza por hacerlo lo mejor posible».

Después de la multitudinaria noche inaugural del viernes, este sábado los participantes comenzaron con el desayuno del atleta, para trasladarse después a Los Pozuelos para jugar a los mizos lanzando la bola para derribar tacos de madera, dando paso después a los tiraores rompiendo platos con las tiraeras yen el polígono de El Cajilón llegaba el turno del lanzamiento de adoquín de uno o tres kilos y terminando la mañana con la divertida carrera de sacos en la calle Pedroche, utilizándose sacos de pienso de Covap, uno de los patrocinadores. 

Y por la tarde la diversión continuó con los zancos, la carrera de cintas en la Plaza de España, el tirar de la soga en el patio del colegio, la carretilla, la siempre animada sillita de la reina en la plaza de toros para terminar con el baile de la jota y la noche de baile con la orquesta Chasis.

Este domingo y seguro que con pocas horas de sueño llegará el final con el desayuno a las 9.00 horas y el pingané, la comba y el porteo de cántaros con la cabeza. 

Después está prevista la proclamación de ganadores con la suma de los puntos de las 16 pruebas, incluida la del álbum de cromos, y la entrega de premios, poniendo el final a un fin de semana inolvidable para noriegos y visitantes.