Donación

La residencia Jesús Nazareno de Villanueva de Córdoba recibe 600.000 euros de un nuevo legado testamentario

La benefactora es una mujer que falleció el pasado mes de marzo a los 90 años sin familia

La transferencia se hizo efectiva la ssemana pasada

Exterior de la residencia Jesús Nazareno de Villanueva de Córdoba.

Exterior de la residencia Jesús Nazareno de Villanueva de Córdoba. / CÓRDOBA

El patronato de la fundación que rige la Residencia del Hospital de Jesús Nazareno de Villanueva de Córdoba ha informado de un importante legado testamentario de 600.000 euros que ha recibido estos días de María Cesárea Reyes García, que falleció en Andújar el pasado 16 de marzo. Esta sería la segunda donación de gran cuantía en dos años, ya que esta residencia recibió otra donación de un millón de euros el año pasado.

Según señala el patronato en un comunicado, que firma el alcalde como su presidente que es, María Cesárea, de 90 años y soltera, era natural de Villanueva de Córdoba pero desde hace muchos años residía en Andújar, donde ejerció su profesión de maestra nacional. Tenía un hermano, también soltero, veterinario, que había fallecido hace unos años y no tenían ya familia en Villanueva de Córdoba.

En su testamento, María Cesárea había dispuesto un legado de la citada cantidad, 600.000 euros, a favor del Hospital de Jesús Nazareno de Villanueva de Córdoba y su albacea, el abogado de Andújar Adolfo Sánchez Rodríguez, "nos informó en su momento del legado, cumpliendo así la voluntad de la testadora". 

Azulejo en honor de Jesús Nazareno en Villanueva de Córdoba.

Azulejo en honor de Jesús Nazareno en Villanueva de Córdoba. / CÓRDOBA

La semana pasada se hizo la transferencia del dinero a la cuenta bancaria de este hospital, desde donde le agradecen las atenciones que ha tenido con este patronato y su trabajo para hacer efectivo el legado.

A personas necesitadas del pueblo

La mitad de esa cifra está destinada, por expreso mandato esta mujer, "a la atención de las personas necesitadas del pueblo". Esta finalidad se cumple desde siempre. Las cuotas que pagan los residentes no cubren el coste de los servicios que se prestan. A ello se aplicará esa parte del legado ordenado por esta benefactora, que ayudará a mejorar la atención y cuidados de las personas acogidas en esta residencia, en especial a las más necesitadas.

Desde aquí "queremos agradecer profundamente a doña María Cesárea Reyes García su gesto de generosidad para con su pueblo natal", indican desde el patronato.