Inauguración de nuevas instalaciones en el polígono Dehesa de Cebrián de Villafranca de Córdoba

Calderería Manzano aspira a fabricar más de 450 depósitos de aceite al año

La compañía, que genera casi un centenar de puestos de trabajo, invierte 3,4 millones de euros en una nueva planta, que funciona con energía fotovoltaica, en la que aumentará su nivel productivo

Calderería Manzano aspira a fabricar más de 400 bodegas de aceite al año

CASAVI

Rafael Castro

Rafael Castro

Calderería Manzano, en su 106 aniversario -la empresa se fundó en el año 1918- ha inaugurado este jueves una nueva factoría en el polígono Dehesa de Cebrián, de Villafranca de Córdoba, donde ha invertido 3,4 millones de euros, permitiendo un aumento del 60% de su producción. Esta compañía pretende, según su directora general, Ángela Manzano, superar la fabricación de 450 depósitos de aceite de acero inoxidable al año. En estos momentos está en 200 anuales y llegan a más de una veintena de países de todo el mundo.

Angela Manzano, durante el acto celebrado en Villafranca.

Angela Manzano, durante el acto celebrado en Villafranca. / CASAVI

La nueva planta, situada en un solar de 12.000 metros cuadrados, consta de 2.200 metros de superficie construida y funciona con energía fotovoltaica. Es la segunda que construye en Villafranca, ya que la anterior es del año 2014 y se encuentra a 200 metros de la nueva. En el acto inaugural intervino, en primer lugar, su presidente, Antonio Manzano Aranda, quien dijo que «supone un gran hito, ya que nos ha llevado a hacer la inversión más importante en muchos años». Hizo mención a Bujalance y a su abuelo, que no conoció, «y que en 1918 sentó las bases de lo que hoy es Calderería Manzano». También recordó que «el depósito más grande que se hacía entonces era de 500 arrobas y que trasladar un depósito a Montilla suponía de 3 a 4 días, cuando hoy se hace en dos horas». Actualmente, recordó, «facturamos 14 millones de euros al año, y si a mi abuelo le dijera que hemos instalado bodegas en Estados Unidos casi seguro que no se lo creería». Por último, resaltó la fabricación de nueva maquinaria para la extracción de aceite, así como su alianza con Flottweg.

El alcalde de Villafranca, Francisco Palomares, destacó «la situación estratégica de nuestro pueblo y agradeció que Manzano pusiera el punto de mira en un pueblo emprendedor», haciendo también alusión al futuro prometedor de su municipio de cara a la futura Base Logística Militar.

El delegado del Gobierno, Adolfo Molina, recalcó «que Manzano no ha perdido la autenticidad y los orígenes, haciendo marca Córdoba, Andalucía y España». Antonio Díaz, presidente de CECO, alabó el proyecto de expansión de Manzano y de otras muchas firmas cordobesas. Por último, la directora general, Ángela Manzano, apostilló que construimos catedrales para las grandes bodegas».