El alcalde de Fernán Núñez, Alfonso Alcaide, ha insistido este viernes, en relación con la detención de un vecino por parte de agentes de la Policía Local que se produjo el pasado sábado en su localidad, "que poco más puedo decir, al margen del comunicado que ya hizo público el Ayuntamiento, en relación con este tema, ya que es una cuestión que está en los juzgados y será la autoridad judicial quien determine si hubo o no una mala actuación policial y la que dictamine lo que hizo el detenido. No voy a hablar de una cuestión que está en los juzgados"

El primer edil de Fernán Núñez ha hecho referencia a que se han producido en el municipio en los últimos días manifestaciones por parte de vecinos que apoyan a la persona que fue detenida y que luego fue puesta en libertad, pero ha añadido que luego estas protestas han derivado en una cuestión más personal hacia un policía local y hacia este cuerpo policial y también a manifestaciones contra el alcalde.

Disposición de colaboración del Consistorio

"Cuando se dice que yo no he atendido a los vecinos no es cierto porque yo he estado todos los días en el Ayuntamiento", ha expuesto Alfonso Alcaide. "Se están haciendo quejas contra la Policía Local, así que el Ayuntamiento estudiará si procede tomar algún tipo de medida o no, porque no hay ninguna denuncia, sino que lo que se están haciendo son quejas de cuestiones pasadas durante los tres o cuatro últimos años y pediremos a los vecinos que aporten pruebas para tomar una determinación", ha añadido el alcalde de este pueblo.

Comunicado del Sindicato Independiente de Policía de Andalucía

En relación también con este tema, el Sindicato Independiente de Policía de Andalucía ha emitido un comunicado en el que apunta que, "como consecuencia de la gran concentración de personas ubicadas en la zona donde se estaba celebrando una jornada campera en Fernán Núñez, agentes de Policía Local del turno de tarde centraron el servicio en este lugar, con la función principal de prevención".

Sostiene este sindicato que "desde el momento de su llegada, los policías recibieron una respuesta hostil por parte de algunos ciudadanos allí presentes" y añade este colectivo policial que "estas personas, aprovechando la muchedumbre, empezaron a increparlos, a proferirles insultos y denigrantes faltas de respeto por el hecho de que los policías hicieran acto de presencia en dicha celebración".

Añade este sindicato que, "como no cesaban los insultos, los agentes identificaron visualmente al ciudadano que los estaba expresando y que, cuando el mismo se dispuso a abandonar el lugar, los agentes procedieron a realizar su identificación, procurando llevarla a cabo con sigilo, discreción y protección de la intimidad de la persona identificada". Sin embargo, precisa este colectivo policial, "la respuesta del ciudadano, mientras era identificado, fue extremadamente violenta, tanto así, que atentó contra la integridad física de ambos policías y que, por este motivo, los agentes se vieron obligados a llevar a cabo la detención de esta persona, que actuó con resistencia".

Versión aportada por la persona detenida

Otra versión es la que ha aportado en el entorno de la persona detenida por estos policías. Testigos presenciales del hecho criticaron a este periódico la "brutalidad" con la que este vecino de Fernán Núñez fue detenido, en presencia de su mujer y uno de sus hijos, menor de 8 años. Estos mismos vecinos denunciaron que, debido a lo sucedido, el pequeño tuvo que ser trasladado al centro de salud de la localidad para ser atendido por un ataque de ansiedad.